Capítulo 67: Reflejos Distorsionados

El nivel cincuenta y cinco se extiende ante mí como un laberinto de espejos distorsionados y brillantes. Cada superficie refleja mi propia imagen, pero deformada y retorcida de maneras inquietantes. No puedo confiar en lo que veo, ya que los reflejos se retuercen y se distorsionan, creando una ilusión de realidades paralelas.

Llegué a este nivel tras superar múltiples desafíos en el nivel cincuenta y cuatro. Cada paso me llevaba más profundamente en el corazón de los backrooms, enfrentando dificultades y entidades desconocidas. Pero el nivel cincuenta y cinco presenta un desafío completamente nuevo: la realidad misma se retuerce y se desvanece en un juego de espejos.

Cada pasillo, cada esquina, está lleno de reflejos que me engañan y confunden. Los corredores parecen multiplicarse y cambiar constantemente, desafiando mi sentido de orientación. El espacio se distorsiona, creando una sensación de mareo y desequilibrio.

En medio de este laberinto de espejos, una entidad desconocida emerge de las distorsiones. Es una figura etérea y fragmentada, sus contornos se desvanecen en la amalgama de reflejos. Parece moverse con una agilidad sobrenatural, apareciendo y desapareciendo en diferentes puntos de la habitación. Su presencia es perturbadora, y siento que acecha en los rincones de mi mente.

Para encontrar una salida de este nivel, tengo que aprender a distinguir la realidad de la ilusión. Observo detenidamente los reflejos, buscando pistas sutiles que me indiquen la verdadera dirección. Pero los espejos me desorientan, creando falsos caminos y engañando mis sentidos.

Con cada paso que doy, la entidad se acerca más, sus movimientos se vuelven más frenéticos y agresivos. Siento su influencia en mi mente, tratando de atraparme en un ciclo de confusión y desesperación.

En un acto de desesperación, confío en mi intuición y me sumerjo en la oscuridad de un espejo particularmente distorsionado. En su interior, descubro un pasaje oculto, un corredor que no se refleja en ninguna superficie. Es el camino hacia la libertad.

Escapo de los espejos traicioneros y de la entidad que acecha en su interior. Su imagen distorsionada se desvanece en el laberinto de reflejos mientras avanzo hacia el siguiente nivel, dejando atrás la dimensión espejo del cincuenta y cinco.

Continuará…