Capítulo 93: Ruinas Desoladas

Al adentrarme en el nivel cincuenta y seis de los backrooms, me encuentro en medio de una vasta ciudad abandonada. Calles vacías se extienden a lo largo y ancho, flanqueadas por edificios en ruinas que se alzan como testigos silenciosos de un pasado olvidado. El ambiente está cargado de una sensación de desolación y melancolía.

Llegué a este nivel después de superar numerosos desafíos en el nivel cincuenta y cinco. Cada paso me acercaba más a los misterios de los backrooms, enfrentando entidades y peligros indescriptibles. Pero el nivel cincuenta y seis presenta un nuevo conjunto de dificultades: una ciudad abandonada que esconde secretos oscuros.

Las calles están cubiertas de maleza y escombros, y los edificios se alzan como sombras desmoronadas de su antigua grandeza. No hay señales de vida, solo un silencio sepulcral que se extiende a lo largo de la ciudad fantasma.

Mientras exploraba, me encuentro con una entidad desconocida. Es una figura espectral con aspecto humano, pero sus rasgos están distorsionados y su forma parece estar en constante cambio. Sus movimientos son rápidos y erráticos, apareciendo y desapareciendo entre las sombras de los edificios.

La entidad emite una aura de peligro inminente, y puedo sentir su presencia acechando en cada rincón de la ciudad abandonada. Sus ojos brillan con una luz fría y penetrante, y su risa retumba como un eco desquiciado en el aire. Es imperativo evitar su contacto a toda costa.

Mientras busco una salida de este nivel, debo enfrentar obstáculos como puentes colapsados, callejones sin salida y trampas ingeniosas. Cada paso es un desafío, ya que la ciudad misma parece conspirar en mi contra.

En un momento crítico, logro esquivar hábilmente a la entidad desconocida al ocultarme en las sombras de un edificio en ruinas. Su figura distorsionada se desvanece momentáneamente en la oscuridad, permitiéndome avanzar hacia un pasaje secreto en los sótanos de un antiguo hotel abandonado.

Escapo de la ciudad abandonada y de la entidad que me persigue, dejando atrás los vestigios de su malévola presencia en el nivel cincuenta y seis.

Continuará…