Capítulo 6: Entre las Dimensiones Fracturadas

En el nivel treinta y seis de los backrooms, me encuentro inmerso en un laberinto interdimensional que desafía toda comprensión. Las paredes ondulantes están cubiertas de grietas y fracturas, revelando destellos de realidades alternativas. Aquí, en el corazón de la confusión, enfrento un desafío que amenaza con romper mi cordura.

Mi llegada al nivel treinta y seis fue una travesía ardua y accidentada. Tras sortear peligros y superar desafíos, descubrí un pasaje oculto en las profundidades del nivel treinta y cinco. Sin sospechar lo que me esperaba, me aventuré más allá de los límites conocidos.

El espacio en el nivel treinta y seis es un caos multidimensional. Cada paso que doy parece llevarme a un lugar diferente, a una realidad distorsionada. Mis sentidos se ven abrumados por los destellos fugaces de mundos desconocidos. Es difícil distinguir entre lo real y lo ilusorio.

Las dificultades que enfrento en este nivel son abrumadoras. Mi percepción se desdibuja, y la noción de tiempo y espacio se vuelve efímera. Los corredores parecen moverse y cambiar de forma ante mis ojos, dificultando mi progreso y sembrando la confusión en mi mente.

En medio de esta realidad fracturada, una entidad desconocida se materializa frente a mí. Solo puedo vislumbrarla de manera fragmentada, como una amalgama de sombras y luces parpadeantes. Su presencia emana una energía discordante y amenazadora, como si fuera un remanente de las dimensiones que se han entrelazado.

Busco desesperadamente una forma de escapar de la entidad y del nivel treinta y seis. Me sumerjo en pasajes estrechos y me abro camino a través de grietas dimensionales. Cada movimiento es una apuesta, ya que cualquier paso en falso podría llevarme a una realidad aún más caótica y peligrosa.

En un momento crítico, encuentro una salida en medio de un destello brillante. Me lanzo hacia ella con todas mis fuerzas, sintiendo cómo la entidad se desvanece en las sombras detrás de mí. Escapo del nivel treinta y seis, pero sé que las cicatrices de este viaje fracturado quedarán conmigo.

Mientras salgo de este laberinto de dimensiones colapsadas, sé que aún hay más desafíos por delante. La entidad desconocida y las realidades distorsionadas continúan acechando en los recovecos de los backrooms. Pero estoy decidido a luchar, a encontrar una salida y escapar de esta pesadilla interdimensional.

Continuará…