En el nivel doscientos tres de los Backrooms, me encuentro en un edificio en ruinas conocido como «El Asilo Olvidado». Esta imponente estructura se alza majestuosamente en medio de un paisaje desolado. Sus paredes están cubiertas de musgo y grietas, y las ventanas rotas revelan un interior oscuro y siniestro.

Al adentrarme en El Asilo Olvidado, descubro un espacio interno caótico y desgastado. Los pasillos están llenos de escombros y escombros, y las habitaciones están en un estado de abandono total. Sillas volcadas, camas deshechas y restos de muebles desmoronados son testigos mudos del pasado turbulento de este lugar. El aire está cargado de una atmósfera opresiva y una sensación de inquietud se adhiere a cada rincón.

Llegar al nivel doscientos tres requiere superar un desafío particularmente peligroso. En el nivel anterior, debo encontrar una llave especial oculta en una habitación secreta. Esta llave, conocida como «La Llave de la Lucidez», es el único medio para acceder al nivel doscientos tres. Una vez en posesión de la llave, debo buscar un espejo antiguo y único en una sala central del Asilo Olvidado.

Sin embargo, el verdadero desafío de este nivel radica en el ente sobrenatural conocido como «El Reflejo Desquiciado». Este ente toma la forma de una figura distorsionada y retorcida que se refleja en el espejo. Su presencia desencadena la locura y la confusión en aquellos que se encuentran cerca de él. Su risa inquietante y su apariencia inestable generan un sentimiento de terror profundo.

Para evadir al Reflejo Desquiciado, debo tener cuidado de no mirar directamente al espejo. La mirada directa al Reflejo puede atraparme en un estado de delirio y distorsión mental, dejándome vulnerable a su influencia malévola. Debo utilizar mi ingenio y habilidades para moverme de manera estratégica, utilizando objetos y distracciones para evitar el contacto visual con el ente.

La salida de este nivel se encuentra en una habitación secreta, oculta detrás de una puerta que solo puede ser abierta con la Llave de la Lucidez. Al abrir la puerta, se revela un pasaje que conduce al siguiente nivel de los Backrooms, permitiéndome escapar de la influencia perturbadora del Asilo Olvidado.