En el nivel doscientos veinte y uno de los Backrooms, me encuentro en una imponente fortaleza medieval abandonada. Sus altas murallas de piedra se alzan sobre mí, envueltas en un aura de misterio y desolación. El viento silba entre las grietas de las torres, y el olor a polvo y antigüedad impregna el aire.

Llegué a este nivel después de superar las pruebas del laberinto encantado del nivel anterior. Para acceder al nivel doscientos veinte y uno, tuve que encontrar una antigua puerta secreta en las profundidades del laberinto y pronunciar el conjuro correcto. Al hacerlo, las puertas de la fortaleza se abrieron ante mí, revelando un paisaje medieval desolado.

Las dificultades en este nivel son abundantes. La fortaleza está infestada de peligrosas criaturas que han hecho de este lugar su hogar. Fantasmas errantes y esqueletos animados patrullan los pasillos oscuros, y trampas mortales acechan en cada esquina. Además, el laberinto de pasadizos y escaleras puede confundir incluso a los más experimentados exploradores.

Para salir de este nivel, debo encontrar la llave ancestral que abre la puerta hacia el siguiente nivel de los Backrooms. Sin embargo, la llave está protegida por una entidad maligna conocida como el Caballero Oscuro. Este ser en armadura posee una fuerza y habilidad formidable, y su espada ennegrecida emana una oscuridad palpable.

Para esquivar al Caballero Oscuro, debo utilizar mi agilidad y astucia. Debo navegar sigilosamente por los pasillos y evitar su detección. Además, puedo utilizar el entorno a mi favor, aprovechando las sombras y los escondites para evitar su mirada vigilante. Si soy descubierto, deberé enfrentarlo en combate, buscando debilidades en su armadura y lanzando ataques precisos.

La entidad del Caballero Oscuro es imponente. Su armadura está corroída y oscurecida por el mal, y sus ojos brillan con una mirada fría y despiadada. Su espada, ennegrecida por la corrupción, es capaz de infligir heridas mortales con un solo golpe. Solo aquellos con un coraje indomable y habilidades de combate excepcionales pueden esperar enfrentarlo con éxito.