En el nivel doscientos cinco de los Backrooms, me encuentro en una mansión siniestra conocida como «La Mansión de los Espejos Oscuros». Este edificio gótico se alza majestuosamente en medio de un paisaje desolado, sus altas torres y ventanas enrejadas parecen mirar fijamente hacia el abismo. La fachada está cubierta de hiedra retorcida y su aspecto decadente añade un aire de misterio y peligro.

Al adentrarme en la Mansión de los Espejos Oscuros, descubro un espacio interno que desafía la lógica y la percepción. Los pasillos estrechos y laberínticos se entrelazan como un juego retorcido de ilusiones. Las habitaciones están adornadas con espejos antiguos y polvorientos que distorsionan mi reflejo y reflejan una versión distorsionada de la realidad. Cada espejo parece ocultar secretos oscuros y susurra promesas tentadoras.

Llegar al nivel doscientos cinco requiere un ritual especial conocido como «La Ruptura de la Realidad». En el nivel anterior, debo encontrar una serie de objetos ancestrales dispersos por la mansión. Estos objetos tienen un poder místico que debe ser desencadenado en un altar ritualístico ubicado en el corazón de la mansión. Una vez realizado el ritual, se abrirá un portal que me llevará al nivel doscientos cinco.

La verdadera dificultad de este nivel radica en el ente sobrenatural conocido como «El Reflejo Devorador». Este ser monstruoso se esconde dentro de los espejos oscuros de la mansión, esperando el momento adecuado para acechar a los intrusos. El Reflejo Devorador puede manifestarse como una imagen distorsionada de mi propio reflejo, pero con una mirada siniestra y garras afiladas. Su objetivo es absorber la esencia vital de aquellos que se atreven a enfrentarlo.

Para esquivar al Reflejo Devorador, debo tener cuidado con los espejos y evitar mirar fijamente mi reflejo durante demasiado tiempo. Además, debo buscar pistas y patrones en los espejos para identificar cuándo el ente está cerca. Si el Reflejo Devorador se acerca demasiado, puedo romper el espejo en el que se encuentra para debilitarlo temporalmente. Sin embargo, debo tener en cuenta que el ente puede manifestarse en otros espejos cercanos, por lo que la cautela y la velocidad son cruciales.

La salida de este nivel se encuentra en una habitación oculta detrás de un espejo especial. Este espejo actúa como un portal que me transportará al siguiente nivel de los Backrooms, liberándome de la amenaza del Reflejo Devorador y de las ilusiones distorsionadas de la Mansión de los Espejos Oscuros.