En el nivel doscientos siete de los Backrooms, me encuentro en un edificio en ruinas conocido como «El Laberinto de los Espejos Anómalos». Esta estructura abandonada se erige en medio de un paisaje sombrío, rodeada de árboles retorcidos y un cielo perpetuamente nublado. Sus paredes de piedra agrietadas y ventanas rotas dan testimonio de su antiguo esplendor.

Al ingresar al Laberinto de los Espejos Anómalos, me encuentro en un espacio interno laberíntico compuesto por pasillos estrechos y oscuros. Sin embargo, lo que hace que este nivel sea excepcionalmente desafiante es la presencia de numerosos espejos colocados estratégicamente en las paredes. Estos espejos distorsionados y anómalos crean una ilusión engañosa y desorientadora, alterando la percepción de la realidad y dificultando la navegación.

Llegar al nivel doscientos siete implica ascender a través de una serie de escaleras ocultas y pasajes secretos que se encuentran dispersos en el nivel anterior. Estos pasajes conducen a una puerta enigmática que se abre hacia el Laberinto de los Espejos Anómalos. Solo aquellos que puedan enfrentar las ilusiones y desafiar su propia percepción podrán acceder a este nivel.

La principal dificultad en el nivel doscientos siete radica en los entes sobrenaturales conocidos como «Los Reflejos». Estas entidades toman la forma distorsionada de mi propio reflejo en los espejos anómalos y poseen una malévola inteligencia. Los Reflejos son capaces de engañar y confundir, aprovechando las ilusiones creadas por los espejos para atrapar a los intrusos en su laberinto retorcido. Si me encuentro con un Reflejo, debo evitar mirarlo directamente a los ojos, ya que su mirada puede atraparme en un estado de catatonia.

Para esquivar a los Reflejos y encontrar la salida de este nivel, debo confiar en mis otros sentidos y utilizar marcas o señales distintivas para orientarme en el laberinto. Además, puedo llevar conmigo una brújula u otros objetos que no se vean afectados por las ilusiones de los espejos.

La salida de este nivel se encuentra en el corazón mismo del laberinto, en una habitación central rodeada de espejos. Para abrir la puerta que conduce a la libertad, debo descifrar un enigma oculto entre los espejos y encontrar la combinación correcta para desbloquearla.