En el nivel doscientos dos de los Backrooms, me encuentro en un siniestro edificio conocido como el Laberinto de las Sombras. Este lugar se ubica en medio de un bosque oscuro y desolado, rodeado de árboles retorcidos y cubierto por una niebla densa que dificulta la visibilidad. El edificio en sí parece una antigua mansión abandonada, con su fachada deteriorada y ventanas rotas.

Al adentrarme en el Laberinto de las Sombras, descubro un espacio interno laberíntico y claustrofóbico. Los pasillos están estrechos y retorcidos, y las habitaciones están llenas de escombros y muebles desvencijados. Una sensación de opresión y oscuridad envuelve cada rincón, haciéndome sentir que el tiempo se ha detenido en este lugar.

Llegar al nivel doscientos dos requiere encontrar una entrada oculta en el nivel anterior. Esta entrada se encuentra camuflada entre las sombras y solo puede ser descubierta por aquellos que logren desentrañar los enigmas y superar las pruebas de habilidad. Solo los valientes y perseverantes podrán acceder a este nivel.

Una vez en el nivel doscientos dos, me enfrento a la presencia aterradora del «Sombra Errante». Este ente sobrenatural adopta la forma de una sombra oscura y fluida, sin forma definida. Su presencia emana una energía malévola y su movimiento es ágil y sigiloso. El Sombra Errante tiene la capacidad de desaparecer y reaparecer en diferentes ubicaciones, lo que dificulta su detección y evasión.

Para evitar al Sombra Errante, debo moverme con extrema precaución y mantenerme en constante movimiento. Su habilidad para desvanecerse en las sombras puede ser contrarrestada por la luz. Descubro que fuentes de luz intensa, como linternas o antorchas, pueden ahuyentar temporalmente al Sombra Errante y debilitarlo, dándome la oportunidad de escapar.

La salida de este nivel se encuentra en el corazón del Laberinto de las Sombras, en una sala central rodeada de pasillos interminables. Para abrir la salida, debo encontrar una llave perdida en uno de los rincones más oscuros del laberinto y colocarla en una cerradura antigua. Al hacerlo, se abrirá un portal que me llevará al siguiente nivel de los Backrooms.