En el nivel ciento noventa y nueve de los Backrooms, me encuentro en el misterioso Laberinto de la Locura. Este nivel está situado en un edificio imponente y claustrofóbico, que se asemeja a un antiguo asilo abandonado. Sus paredes de ladrillo desgastado y ventanas rotas dan la impresión de decadencia y abandono.

Al ingresar al edificio, me encuentro en un espacio interno laberíntico compuesto por pasillos estrechos y tortuosos. El aire está cargado de un silencio inquietante y el olor a humedad y deterioro impregna el ambiente. Las luces parpadeantes crean sombras danzantes que desorientan mis sentidos, y el eco de mis pasos resuena en el vacío.

Para acceder al nivel ciento noventa y nueve, debo descubrir una serie de símbolos ocultos en las paredes del laberinto y seguir un patrón específico de puertas. Estas puertas se presentan como portales intrincados, con inscripciones enigmáticas que indican el camino correcto a seguir. Solo resolviendo los acertijos y eligiendo las puertas adecuadas puedo avanzar hacia el siguiente nivel.

Una vez en el nivel ciento noventa y nueve, me enfrento a la dificultad de la distorsión de la realidad. El laberinto parece cambiar constantemente, alterando la disposición de los pasillos y creando ilusiones engañosas. Las habitaciones y corredores se transforman frente a mis ojos, desafiando mi percepción y generando una sensación de desorientación y paranoia.

En este nivel, se manifiesta el ente sobrenatural conocido como «El Susurrador de Locura». Este ser adopta la forma de una sombra espectral con una figura desfigurada y retorcida. Susurra palabras incomprensibles y susurros siniestros que penetran en la mente, sembrando la duda y el caos. Su mera presencia corrompe la cordura de aquellos que lo enfrentan.

Para esquivar al Susurrador de Locura, debo mantenerme en movimiento constante y evitar su mirada directa. Sus susurros tienen el poder de debilitar mi voluntad y distorsionar mis pensamientos, por lo que debo bloquear mis oídos o usar tapones para evitar caer en su influencia. Además, la luz intensa puede repelerlo temporalmente, brindándome una oportunidad para escapar.

La salida de este nivel se encuentra en el centro del Laberinto de la Locura, en una sala circular rodeada de espejos fragmentados. Al encontrar el espejo que refleja mi verdadero ser y romperlo con valentía, se abrirá un pasaje secreto que me llevará al siguiente nivel.