Me encuentro en el nivel ciento ochenta de los misteriosos Backrooms, sumergido en un entorno surrealista y perturbador. El edificio que alberga este nivel es una mansión abandonada, de apariencia victoriana, con una fachada decadente y ventanas rotas. El interior es un laberinto de pasillos oscuros y habitaciones polvorientas, pero lo que más llama la atención son los numerosos espejos que adornan las paredes de cada estancia.

Para acceder al nivel ciento ochenta, tuve que superar una serie de desafíos en el nivel anterior. Al explorar pasillos estrechos y escaleras crujientes, finalmente me encontré con un portal disfrazado como una puerta antigua. Al atravesarlo, fui transportado a este nivel inquietante, lleno de espejos distorsionados y reflejos inquietantes.

El nivel ciento ochenta presenta dificultades inquietantes y desorientadoras. Los pasillos y las habitaciones parecen multiplicarse y entrelazarse, creando una sensación de laberinto interminable. Los reflejos en los espejos pueden engañar y confundir, distorsionando la percepción de la realidad. Cada paso que doy parece llevarme más adentrado en el enigma de este nivel.

En este nivel, se encuentra un ente sobrenatural conocido como «El Espectro de los Reflejos». Este ser etéreo se manifiesta en los espejos, presentando diferentes formas y apariencias grotescas. Su presencia evoca una sensación de malestar y desasosiego, y su objetivo es atrapar a los intrusos en un ciclo de reflejos distorsionados y desorientación eterna.

Para evadir al Espectro de los Reflejos, debo evitar mirar directamente a los espejos durante demasiado tiempo, ya que pueden convertirse en portales a su dominio. Además, moverme con precaución y confiar en otros sentidos más allá de la vista me permitirá navegar por el laberinto de manera más segura. Si logro encontrar una habitación libre de espejos, puedo obtener un respiro momentáneo y escapar de su alcance.

La única forma de salir del nivel ciento ochenta es a través de la resolución de un enigma vinculado a los espejos. Puede requerir descifrar una secuencia de movimientos reflejados, encontrar un espejo especial con un símbolo oculto o romper una maldición entrelazada en los reflejos distorsionados. Al resolver este enigma, se abrirá la salida hacia el siguiente nivel de los Backrooms.