Adentrándome en los misteriosos Backrooms, me encuentro en el nivel ciento ochenta y tres, donde una estructura imponente conocida como «La Fortaleza de la Oscuridad» domina el paisaje. Este edificio masivo se yergue en medio de un páramo desolado, rodeado de niebla espesa que parece absorber la luz. Su arquitectura gótica evoca un sentimiento de temor y misterio.

Al llegar al nivel ciento ochenta y tres, descubrí que el acceso a la Fortaleza de la Oscuridad es a través de un laberinto subterráneo en el nivel anterior. Sorteando trampas y pasajes angostos, finalmente me encuentro frente a las puertas de la fortaleza, listo para adentrarme en su tétrico interior.

El espacio interno de la Fortaleza de la Oscuridad es laberíntico y claustrofóbico. Pasillos estrechos y escaleras retorcidas se entrelazan, creando un laberinto intrincado que parece cambiar constantemente. Las paredes están adornadas con relieves macabros y símbolos arcanos, mientras que la iluminación tenue proviene de antorchas que parpadean con una luz siniestra.

El nivel ciento ochenta y tres presenta dificultades desafiantes. Una de las principales amenazas es la presencia del ente sobrenatural conocido como «La Sombra Inextinguible». Esta entidad adopta la forma de una sombra en constante movimiento, con una oscuridad tan profunda que parece devorar la luz a su alrededor. Emitiendo una energía oscura y ominosa, La Sombra Inextinguible busca atrapar a aquellos que se aventuran en su dominio.

Para sobrevivir y avanzar en el nivel ciento ochenta y tres, debo ser cauteloso y ágil. La Sombra Inextinguible se desplaza rápidamente a través de los pasillos, acechando en la oscuridad. Utilizo la luz de las antorchas y otros objetos luminosos dispersos por la fortaleza para mantenerla a raya, evitando su contacto directo. Además, encuentro inscripciones místicas que revelan una forma de debilitar temporalmente a la Sombra Inextinguible, dándome una oportunidad para escapar de su alcance.

La salida de este nivel se encuentra en una sala secreta en lo más profundo de la Fortaleza de la Oscuridad. Sin embargo, llegar a ella implica descifrar acertijos antiguos y sortear trampas mortales que protegen la entrada. Debo mantenerme alerta y utilizar mi ingenio para resolver los enigmas y finalmente alcanzar la salida, dejando atrás el ciento ochenta y tres y avanzando hacia nuevos desafíos en los Backrooms.