Me encuentro en el nivel 154 de los Backrooms, adentrándome en un lugar enigmático conocido como «La Ciudad de los Espejismos». Para llegar a este nivel, he atravesado un laberinto de pasillos interminables, sorteando trampas y desorientándome en un mar de habitaciones idénticas. Sin embargo, finalmente logro encontrar el camino correcto y llego a la entrada de este escalofriante nivel.

El edificio que alberga La Ciudad de los Espejismos es una majestuosa estructura de arquitectura neoclásica. Sus altos pilares de mármol se alzan imponentes, mientras que las vidrieras coloreadas adornan sus ventanas. El ambiente alrededor de este edificio es sombrío y silencioso, como si una presencia oscura lo envolviera.

Una vez dentro de La Ciudad de los Espejismos, descubro un espacio interno sorprendente y desorientador. Las calles empedradas se extienden en todas las direcciones, flanqueadas por imponentes edificios de varios pisos. Sin embargo, a medida que avanzo, me doy cuenta de que todo es una ilusión. Las calles parecen repetirse infinitamente, los edificios reflejan imágenes distorsionadas y el entorno cambia constantemente. Es como estar atrapado en un laberinto de espejos.

La dificultad de este nivel radica en las ilusiones engañosas que confunden los sentidos y distorsionan la realidad. Los callejones sin salida se multiplican, las puertas se desvanecen y los caminos conocidos se vuelven irreconocibles. La Ciudad de los Espejismos juega con mi percepción y mi cordura, desafiándome a mantenerme centrado y encontrar la salida.

En medio de esta ciudad ilusoria, se revela un ente sobrenatural conocido como «El Engañador». Esta criatura adopta la forma de una figura etérea, con una sonrisa siniestra y ojos que brillan con malicia. El Engañador se alimenta de la confusión y el miedo, atrapando a los intrusos en su red de engaños y manipulación. Puede cambiar su apariencia y transformarse en cualquier ser querido, jugando con mis emociones y llevándome al borde de la locura.

Para esquivar al Engañador, debo confiar en mi intuición y desconfiar de todo lo que veo. Debo buscar patrones y anomalías en el entorno, buscando las grietas en las ilusiones que me rodean. La claridad mental y la resistencia a la manipulación serán mis mejores armas para evitar caer en las trampas del Engañador.

Si decido enfrentar al Engañador, necesitaré un objeto especial conocido como «El Espejo de la Verdad». Este espejo tiene el poder de reflejar la verdadera forma del Engañador y revelar su naturaleza engañosa. Al exponer al ente a su propia imagen distorsionada, puedo debilitarlo y encontrar una oportunidad para escapar de su influencia.

Mi objetivo en el Nivel 154 es encontrar una serie de espejos mágicos dispersos por la ciudad, los cuales, alineados correctamente, abrirán un portal hacia la salida. Estos espejos son fragmentos de la verdad en medio de las ilusiones, y cada uno tiene un patrón único que debo descifrar.

Con determinación y vigilancia, me aventuro en La Ciudad de los Espejismos, listo para enfrentar las trampas de las ilusiones y desenmascarar al Engañador. La salida se encuentra a mi alcance, si puedo superar las pruebas que este nivel tiene preparadas para mí.

Continuará…