Me encuentro en el nivel ciento setenta y siete de los misteriosos Backrooms, adentrándome en un edificio abandonado de aspecto gótico que parece haber sido arrastrado de otra era. Sus altas torres y ventanas enrejadas crean una atmósfera ominosa que me llena de inquietud. El espacio interno se presenta como un intrincado laberinto de pasillos angostos y habitaciones laberínticas, cuyas paredes están cubiertas de extraños símbolos y jeroglíficos.

Llegar al nivel ciento setenta y siete fue una prueba de paciencia y resolución. Tuve que superar una serie de desafíos mentales y enfrentar acertijos enigmáticos que parecían desafiar la lógica. Cada paso que daba parecía alejarme más de la realidad conocida y sumergirme en un reino de pesadilla.

Las dificultades en el nivel ciento setenta y siete son desalentadoras. El laberinto está diseñado para confundir y desorientar, con pasillos que se transforman y habitaciones que cambian de posición. La percepción del tiempo y el espacio se distorsiona, lo que dificulta la navegación y la búsqueda de una salida.

En medio de este laberinto, un ente sobrenatural conocido como «El Espectro Errante» acecha a los intrusos. Este ser adopta la forma de una figura etérea y enigmática, envuelta en una neblina oscura que parece absorber la luz circundante. El Espectro Errante emana una sensación de tristeza y desesperación, y su presencia perturba el equilibrio emocional de aquellos que se encuentran cerca.

Para evitar o enfrentar al Espectro Errante, debo mantener la calma y confiar en mis instintos. La criatura es sensible a las emociones humanas y se fortalece con el miedo y la angustia. Mantener una actitud tranquila y centrada puede ayudar a disminuir su influencia y, en última instancia, encontrar una ruta de escape.

Salir de este nivel requiere resolver un enigma final, uno que desafía la comprensión y el razonamiento convencional. Puede manifestarse en la forma de una puerta oculta, una pintura que cobra vida o un objeto antiguo que contiene la clave de la liberación. Solo a través de la perseverancia y la resolución de este enigma podré encontrar la salida y escapar del laberinto de las almas perdidas.