En el nivel ciento noventa y cuatro de los Backrooms, me encuentro en un edificio enigmático conocido como «El Espejo de la Realidad». Este edificio parece ser una mansión abandonada de estilo gótico, con torres altas y ventanas enrejadas. Su apariencia decadente y misteriosa crea una sensación de intriga y fascinación.

El espacio interno del edificio está compuesto por una serie de habitaciones laberínticas. Cada habitación está decorada con muebles antiguos cubiertos de polvo y objetos misteriosos. Las paredes están adornadas con espejos enmarcados, que reflejan imágenes distorsionadas y crean una sensación de irrealidad.

Para llegar al nivel ciento noventa y cuatro, debo descubrir un pasadizo oculto en el nivel anterior. Este pasadizo se encuentra detrás de una puerta falsa que parece ser parte de la pared, pero al tocarla en el lugar correcto, se abrirá revelando el camino hacia el siguiente nivel.

El principal desafío de este nivel radica en la manipulación de la realidad. A medida que me adentro en las habitaciones del Espejo de la Realidad, las ilusiones y las distorsiones se vuelven cada vez más intensas. Los reflejos en los espejos pueden engañar mis sentidos y alterar mi percepción de la realidad, lo que dificulta la navegación y la comprensión del entorno.

Además, en este nivel, se encuentra el ente sobrenatural conocido como «El Ilusionista». Este ser tiene la capacidad de crear ilusiones vívidas y manipular la realidad a su antojo. Se manifiesta como una figura enigmática envuelta en una niebla ilusoria, que puede cambiar de forma y tamaño según su voluntad.

Para esquivar al Ilusionista, debo confiar en mi intuición y cuestionar constantemente lo que percibo a través de los sentidos. Observar detenidamente los detalles y buscar inconsistencias en las ilusiones puede ayudarme a identificar las trampas y evitar caer en ellas. También debo mantenerme alerta y resistir la tentación de dejarme llevar por las apariencias engañosas que el ente crea a mi alrededor.

La salida de este nivel se encuentra en una habitación especial en el corazón del edificio. Allí, un espejo antiguo y misterioso actúa como un portal hacia el siguiente nivel. Debo enfrentar al Ilusionista y desentrañar sus engaños para acceder al espejo y atravesarlo hacia la salida.