Me encuentro en el nivel 151 de los Backrooms, adentrándome en un lugar misterioso conocido como «El Templo Olvidado». A medida que me acerco, puedo ver un imponente edificio de piedra que se alza majestuosamente entre la neblina. Sus torres en ruinas y su arquitectura antigua evocan un sentido de veneración y misterio.

Al ingresar al Templo Olvidado, me encuentro en un espacio interno que evoca un aura sagrada y olvidada. Los pasillos están adornados con inscripciones antiguas y murales desgastados por el tiempo. El aire está impregnado de un ambiente místico que despierta mi curiosidad y respeto.

El interior del nivel 151 se compone de una serie de cámaras y salas, cada una con un propósito único. Los techos altos y las columnas imponentes crean una sensación de grandeza y solemnidad. Las estatuas de dioses antiguos y los altares abandonados refuerzan la atmósfera de un lugar sagrado y olvidado por el tiempo.

La dificultad de este nivel radica en la presencia de trampas y desafíos guardianes. Las cámaras están protegidas por mecanismos elaborados y enigmas arcanos que deben resolverse para avanzar. La habilidad de interpretar las inscripciones antiguas y descifrar los enigmas divinos se vuelve crucial para sobrevivir en este nivel.

En medio del Templo Olvidado, surge un ente sobrenatural conocido como «El Guardián Ancestral». Esta criatura adopta la forma de un ser mitológico, con rasgos bestiales y ojos penetrantes que parecen leer el alma. Su presencia emana un poder antiguo y una energía indomable. El Guardián Ancestral es el protector de los secretos del templo y no dudará en enfrentarse a cualquier intruso.

Para esquivar al Guardián Ancestral, debo mostrar respeto y cautela en su presencia. Debo evitar el contacto visual directo y mantenerme en movimiento constante, aprovechando las sombras y los rincones para ocultarme de su vista. Su agudo sentido auditivo hace que el sigilo sea esencial para evitar ser detectado.

Si decido enfrentar al Guardián Ancestral, deberé reunir el coraje y utilizar una antigua arma divina conocida como «La Lanza de la Luz». Esta lanza, imbuida de poder sagrado, es capaz de repeler al ente y debilitarlo. Sin embargo, enfrentarlo cara a cara implica un riesgo considerable, ya que el Guardián Ancestral posee una fuerza sobrenatural.

Mi objetivo es explorar el Templo Olvidado, descubrir sus secretos ocultos y encontrar el camino hacia la salida. A través de la sabiduría antigua y la valentía, espero encontrar la clave para superar los desafíos de este nivel y continuar mi travesía en los misteriosos Backrooms.

Continuará…