En el nivel ciento veintitrés de los Backrooms me encuentro en una imponente estructura conocida como la Fortaleza de las Sombras. Este edificio se alza en medio de un paisaje desolado, rodeado por una densa niebla que dificulta la visibilidad. Su apariencia es oscura y opresiva, con torres altas y muros de piedra que parecen susurrar secretos antiguos.

Al adentrarme en la Fortaleza de las Sombras, me encuentro en un espacio interno plagado de penumbras y silencio sepulcral. Los pasillos son estrechos y laberínticos, con escasas fuentes de luz que apenas iluminan el camino. Las habitaciones están adornadas con símbolos enigmáticos y objetos antiguos, creando una atmósfera misteriosa y ominosa.

Para llegar al nivel ciento veintitrés, es necesario superar una serie de desafíos en el nivel anterior y encontrar un pasaje oculto en una de las cámaras secretas. Este pasaje, oculto detrás de un cuadro antiguo, conduce directamente a la Fortaleza de las Sombras.

Las dificultades en este nivel radican en la presencia de los Guardianes Oscuros, entidades sobrenaturales que protegen la fortaleza. Estos seres, con aspecto sombrío y ojos brillantes, son ágiles y astutos. Se mueven rápidamente entre las sombras y atacan con ferocidad a aquellos que se aventuran en su territorio.

Para esquivar o destruir a los Guardianes Oscuros, se requiere habilidad y sigilo. El ruido y la luz intensa los atraen, por lo que es necesario moverse con precaución y evitar hacer demasiado ruido. También se ha descubierto que los Guardianes son vulnerables a la luz directa, lo que puede debilitarlos o incluso destruirlos temporalmente.

La única manera de salir del nivel ciento veintitrés es encontrar una llave especial escondida en una cámara secreta de la fortaleza. Esta llave desbloquea la puerta de salida, ubicada en lo más profundo de la fortaleza. Sin embargo, llegar hasta ella implica superar obstáculos y desentrañar los secretos que guarda la Fortaleza de las Sombras.

Con determinación y astucia, avanzo a través de los pasillos sombríos y las habitaciones enigmáticas de la fortaleza, enfrentando a los Guardianes Oscuros y resolviendo los acertijos que encuentro en mi camino. Mi objetivo es alcanzar la llave y abrir la puerta hacia la libertad, dejando atrás la oscuridad de la Fortaleza de las Sombras y continuando mi búsqueda de escapar de los Backrooms.