En el nivel ciento treinta y cinco de los Backrooms, me encuentro explorando un misterioso edificio conocido como El Santuario de los Espejos. Este nivel se distingue por su intrincada arquitectura y la presencia de espejos en cada rincón, los cuales ocultan secretos y desafíos sin resolver.

El Santuario de los Espejos es una estructura imponente, una mansión antigua de estilo victoriano que parece haber sido congelada en el tiempo. Su interior está adornado con elegantes pasillos, salones y habitaciones, todos ellos repletos de espejos de diferentes tamaños y formas. Cada reflejo en los espejos crea una ilusión de infinitas perspectivas y distorsiona la percepción del espacio, sumergiendo al explorador en un laberinto de engaños visuales.

Para llegar al nivel ciento treinta y cinco, se debe encontrar un espejo especial en el nivel anterior que actúa como un portal hacia este nuevo nivel. Sin embargo, una vez dentro, la principal dificultad radica en la naturaleza engañosa de los espejos. Estos pueden reflejar imágenes que no se corresponden con la realidad, creando ilusiones confusas y desorientadoras. Es necesario tener cuidado y mantener la claridad mental para no caer en trampas o perderse en los laberintos de reflejos.

En medio de este desafío, aparece un ente sobrenatural conocido como el Espectro de los Espejos. Este ser se manifiesta a través de los reflejos distorsionados y persigue a los exploradores perdidos en el nivel. Su presencia es inquietante, con un aspecto etéreo y fragmentado, como si estuviera compuesto por fragmentos de cristal y luz. El Espectro de los Espejos posee la capacidad de crear ilusiones y engañar a los intrusos, haciéndolos perder la noción de la realidad.

Para evitar al Espectro de los Espejos, es crucial confiar en los propios sentidos y no dejarse engañar por las ilusiones. Además, se rumorea que la única manera de destruirlo es encontrar el espejo maestro del Santuario, un espejo antiguo y poderoso escondido en algún lugar del nivel. Sin embargo, descubrir su paradero y enfrentar al ente supone un desafío adicional para aquellos que buscan escapar del nivel ciento treinta y cinco.

¿Podré encontrar la salida de este laberinto de espejos y enfrentar al Espectro de los Espejos? Solo el tiempo y mi determinación lo dirán.