En el nivel ciento treinta y dos de los Backrooms, me encuentro en un edificio siniestro conocido como la Mansión del Olvido. Este sombrío edificio se alza en medio de un bosque oscuro y retorcido, sus muros de piedra cubiertos de enredaderas retorcidas y sus ventanas rotas reflejando un pasado olvidado.

El interior de la Mansión del Olvido es un laberinto de habitaciones decadentes y pasillos angostos. Las paredes están cubiertas de pinturas desvanecidas y retratos borrosos que parecen susurrar secretos antiguos. La atmósfera está cargada de una energía ominosa, y cada paso que doy parece hundirme más en la oscuridad y el misterio.

Para llegar al nivel ciento treinta y dos, he tenido que superar pruebas y desafíos en los niveles anteriores, siguiendo pistas ocultas entre los escombros y las sombras de los Backrooms. Al resolver enigmas y enfrentar criaturas extrañas, finalmente encuentro la entrada a la Mansión del Olvido.

Una vez dentro, las dificultades se presentan en forma de ilusiones engañosas y susurros enigmáticos. Las habitaciones parecen cambiar de forma, los pasillos se desplazan y los retratos cobran vida en una danza macabra. Mi mente es constantemente desafiada, y la línea entre la realidad y la fantasía se vuelve cada vez más difusa.

En medio de este laberinto de pesadillas, aparece el ente sobrenatural conocido como el Susurrante. Se manifiesta como una sombra espectral con ojos brillantes y una voz que parece surgir de todas partes a la vez. Sus susurros sibilantes penetran en mi mente, sembrando dudas y temores, y su presencia me consume de angustia y paranoia.

Para salir de este nivel, debo encontrar la Llave del Olvido, un objeto antiguo y poderoso oculto en las profundidades de la mansión. Esta llave tiene el poder de desvelar los secretos ocultos y abrir las puertas hacia la libertad. Sin embargo, el Susurrante estará siempre al acecho, esperando atrapar a los intrusos que se aventuran en su dominio. Debo ser astuto y valiente para evadir sus engaños y descubrir el camino hacia la salvación.