En el nivel ciento treinta de los Backrooms, me encuentro en un edificio imponente y misterioso conocido como la Torre Eterna. Esta estructura se alza majestuosamente hacia el cielo, sus altas columnas y arcos góticos parecen desafiar la gravedad. A medida que me adentro en sus pasillos, puedo sentir la opresión de su grandeza, como si estuviera atrapado en un laberinto infinito.

El espacio interno de este nivel es una amalgama de pasillos sin fin y habitaciones laberínticas. Las paredes parecen moverse y cambiar de forma, confundiéndome en cada giro que doy. La iluminación es tenue y sombría, creando una atmósfera de suspense y misterio. Cada paso que doy me lleva a nuevos corredores y habitaciones, sin una salida clara a la vista.

Para acceder al nivel ciento treinta, he tenido que superar obstáculos y desafíos en niveles anteriores, enfrentando criaturas horripilantes y resolviendo enigmas retorcidos. Sin embargo, en este nivel, las dificultades se intensifican. Los pasillos se multiplican y entrelazan, creando un laberinto confuso y desorientador. Las habitaciones se transforman en trampas mortales, con suelos que se hunden repentinamente y techos que amenazan con derrumbarse.

En medio de este laberinto interminable, se encuentra el ente sobrenatural conocido como la Sombra Enredada. Este ser es una masa oscura de tentáculos retorcidos y ojos resplandecientes. Su presencia evoca una sensación de angustia y confusión, distorsionando la realidad a su paso. La Sombra Enredada es capaz de alterar el entorno, desplazando pasillos y cambiando la configuración del laberinto.

Para salir de este nivel, se requiere una combinación de astucia y determinación. Debo evitar las trampas mortales y seguir pistas sutiles que me indiquen el camino correcto. Enfrentar a la Sombra Enredada es arriesgado, ya que sus tentáculos pueden atraparme y absorber mi energía vital. Mi mejor opción es mantenerme en movimiento constante y buscar un artefacto antiguo que tenga el poder de debilitar a la Sombra Enredada, permitiéndome escapar de su influencia y avanzar hacia la próxima etapa de los Backrooms.