En el nivel noventa y seis de los Backrooms, me encuentro en un edificio laberíntico conocido como «El Laberinto de la Locura». Esta estructura es una amalgama retorcida de pasillos, escaleras y habitaciones desordenadas. Las paredes están cubiertas de grafitis caóticos y las luces parpadeantes añaden una sensación de inestabilidad al ambiente.

Llegué al nivel noventa y seis después de superar numerosos desafíos en niveles anteriores de los Backrooms. La persistencia y la curiosidad me llevaron a adentrarme cada vez más en este mundo surrealista, y ahora me enfrento a las dificultades de este nivel particularmente desorientador.

La principal dificultad de este nivel es su estructura laberíntica y en constante cambio. Los pasillos se retuercen y se conectan de formas impredecibles, confundiéndome y dificultando mi avance. Cada paso que doy parece llevarme más profundo en la locura del laberinto.

Para salir del Laberinto de la Locura, debo encontrar una secuencia de puertas especiales dispersas por el edificio. Estas puertas están marcadas con extraños símbolos y solo se abren cuando se resuelven enigmas o se encuentran llaves ocultas. Sin embargo, el laberinto se encarga de cambiar la disposición de las puertas, lo que hace que encontrar el camino correcto sea aún más desafiante.

Además de las dificultades del laberinto en sí, un ente sobrenatural acecha en las sombras del Laberinto de la Locura. Este ente se conoce como «La Sombra Desquiciada». Se manifiesta como una figura alargada y distorsionada, con brazos retorcidos y ojos resplandecientes. La Sombra Desquiciada es experta en manipular la mente de los exploradores, induciendo ilusiones y alucinaciones que aumentan su confusión y paranoia.

Para esquivar o derrotar a la Sombra Desquiciada, debo confiar en mi capacidad de mantener la lucidez y la calma en medio del caos del laberinto. La Sombra Desquiciada se nutre del miedo y la desorientación, por lo que mantener la claridad mental y seguir buscando las puertas correctas es crucial para evitar su influencia.

Avanzo a través de los pasillos retorcidos, resolviendo enigmas y buscando llaves mientras me mantengo alerta ante las artimañas de la Sombra Desquiciada. Cada decisión y giro que tomo en el laberinto puede llevarme más cerca de la salida o sumergirme aún más en la locura.

Mi determinación y resistencia son puestas a prueba en este nivel, pero sigo adelante, sabiendo que la salvación está al alcance si puedo mantener mi cordura y encontrar el camino correcto a través del Laberinto de la Locura.