En el nivel noventa y uno de los Backrooms me encuentro atrapado en un misterioso edificio conocido como «El Laberinto de los Espejos». Este lugar es una amalgama retorcida de pasillos interminables y habitaciones llenas de espejos que distorsionan la realidad.

El edificio se alza imponente, con una fachada antigua y enigmática. Sus paredes están cubiertas de grietas y su arquitectura evoca un sentido de desvanecimiento en el tiempo. Al entrar, me encuentro sumergido en un laberinto de espejos que reflejan y distorsionan mi imagen, creando un ambiente confuso y desorientador.

Llegué al nivel noventa y uno después de superar desafíos y resolver enigmas en los niveles anteriores de los Backrooms. Mi determinación y habilidad para enfrentar los peligros me llevaron hasta aquí, pero ahora enfrento nuevas dificultades.

El mayor desafío en este nivel es la ilusión y la distorsión de la realidad. Los espejos engañosos crean pasillos falsos, reflejos alterados y dimensiones alternativas. Es fácil perderse y quedar atrapado en este laberinto de reflejos infinitos. Cada movimiento que hago se replica y amplifica en los espejos, creando una sensación de claustrofobia y paranoia.

En medio de esta confusión, aparece un ente sobrenatural conocido como «El Reflejo». Esta entidad adopta la forma de una sombra oscura y sin rostro que se mueve de manera errática entre los espejos. Su presencia provoca una sensación de malestar y desasosiego, y su toque puede corromper la mente y atrapar al viajero en una ilusión infinita.

Para evitar o destruir a «El Reflejo», debo confiar en mi percepción aguda y mi habilidad para discernir la realidad de las ilusiones. Busco patrones y detalles que rompan la simetría perfecta de los espejos y los utilizo como guías para encontrar los caminos correctos. Además, puedo utilizar objetos reflectantes, como un espejo portátil o una linterna brillante, para desorientar al ente y ganar tiempo para escapar.

Mi objetivo principal es encontrar la salida de este laberinto de engaños y regresar a la seguridad de los niveles anteriores. A medida que avanzo cautelosamente por los pasillos laberínticos y las habitaciones llenas de espejos, debo mantener mi mente enfocada y mi voluntad inquebrantable para superar las ilusiones y desafiar a este ente sobrenatural.

Capítulo tras capítulo, enfrento los terrores y enigmas de los Backrooms, buscando la clave que me llevará de vuelta a la realidad.