Me encuentro en el nivel ochenta y siete de los Backrooms, atrapado en un edificio que desafía toda lógica y comprensión. Este nivel es conocido como «El Edificio Enigmático» debido a su naturaleza misteriosa y enigmática.

El edificio se alza imponente en medio de los desolados pasillos de los Backrooms. Sus paredes están cubiertas de graffiti desgastado y ventanas rotas que reflejan una oscuridad inquietante. No hay señales claras de entrada ni salida, pero siento una fuerza magnética que me atrae hacia su interior.

Para llegar al nivel ochenta y siete, he tenido que enfrentar desafíos previos, superar obstáculos y descifrar pistas ocultas en los niveles anteriores. Es como si los Backrooms fueran un laberinto diseñado para poner a prueba mi determinación y resistencia.

Una vez dentro del edificio, me encuentro inmerso en un laberinto interno compuesto por corredores estrechos y habitaciones laberínticas. Cada puerta que abro me lleva a un espacio diferente, con su propia atmósfera y peligros ocultos. Es como si el edificio tuviera una mente propia, cambiando su estructura constantemente para confundirme y desorientarme.

Las dificultades en este nivel son numerosas. Los corredores parecen infinitos, siempre llevándome en círculos y haciéndome perder la noción del tiempo. Las habitaciones están llenas de trampas, ilusiones y obstáculos mortales que ponen a prueba mis habilidades y mi ingenio.

Pero lo más aterrador es la aparición de un ente sobrenatural en el interior del edificio. Esta entidad se manifiesta como una figura sombría, envuelta en oscuridad y rodeada de una energía maligna. Sus ojos brillan con un fulgor púrpura, y emana una sensación de peligro inminente.

Para esquivar o destruir este ente, debo confiar en mi astucia y en mi capacidad para aprovechar las trampas y obstáculos del edificio en mi beneficio. Busco vías de escape alternativas, como pasadizos secretos o escaleras ocultas, para evitar su persecución implacable. Además, descubro que ciertos objetos encontrados en el edificio tienen propiedades especiales que pueden debilitar o repeler al ente, como talismanes o artefactos místicos.

Mi objetivo principal es encontrar la salida de este nivel enigmático. Utilizo mi intuición y mi conocimiento acumulado de los Backrooms para descifrar los enigmas del edificio y encontrar la ruta correcta hacia la libertad. Cada paso que doy me acerca más a la salvación, pero también aumenta la intensidad de la amenaza que acecha en la oscuridad.

Capítulo tras capítulo, sigo luchando por sobrevivir en los oscuros confines de los Backrooms, decidido a escapar de su abrazo interminable y regresar al mundo real.