Sago, un postre popular en varias culturas que se hace con perlas de sagú. Sigue estos pasos:

Ingredientes:

  • 1 taza de perlas de sagú (sago)
  • 4 tazas de agua
  • 4 tazas de leche de coco
  • 1/2 taza de azúcar (ajustar al gusto)
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • Frutas frescas o enlatadas al gusto (opcional)

Instrucciones:

  1. Enjuaga las perlas de sagú bajo agua fría para eliminar el exceso de almidón.
  2. En una olla grande, agrega el agua y lleva a ebullición. Añade las perlas de sagú y cocina a fuego medio-alto durante unos 10-15 minutos o hasta que las perlas se vuelvan transparentes y estén tiernas al morder. Remueve ocasionalmente para evitar que se peguen al fondo de la olla.
  3. Una vez que las perlas de sagú estén cocidas, escúrrelas y enjuágalas con agua fría para detener la cocción y enfriarlas.
  4. En otra olla, calienta la leche de coco a fuego medio. Añade el azúcar y el extracto de vainilla, y mezcla bien hasta que el azúcar se disuelva por completo. Puedes ajustar la cantidad de azúcar según tu preferencia de dulzura.
  5. Añade las perlas de sagú cocidas a la leche de coco endulzada. Cocina a fuego medio-bajo durante unos 10 minutos más, removiendo ocasionalmente, para permitir que las perlas de sagú absorban el sabor de la leche de coco.
  6. Retira la olla del fuego y deja que la mezcla de sagú se enfríe a temperatura ambiente. Luego, refrigérala durante al menos 2 horas para que se enfríe por completo y se espese.
  7. Una vez que el sago esté frío y espeso, puedes servirlo en tazones o copas individuales. Puedes decorarlo con frutas frescas o enlatadas, como rodajas de mango, piña o fresas, si lo deseas.
  8. Disfruta del Sago frío como postre refrescante.

Recuerda que el Sago se puede almacenar en el refrigerador por uno o dos días, pero es mejor consumirlo fresco para obtener la mejor textura y sabor. ¡Disfruta de este delicioso postre!