Cuándo comenzó la intervención militar soviética en Afganistán

La intervención militar soviética en Afganistán comenzó el 27 de diciembre de 1979, cuando las fuerzas armadas de la Unión Soviética invadieron el país vecino en respuesta a las tensiones y la inestabilidad política que prevalecían en Afganistán en ese momento. Se prolongó hasta 1989 la guerra.

Cual fue el objetivo principal de la unión soviética al intervenir en Afganistán

La intervención de la Unión Soviética en Afganistán tuvo varios objetivos principales. En primer lugar, buscaban mantener y fortalecer su influencia en la región de Asia Central. Afganistán, al ser un país vecino de gran importancia estratégica, representaba una oportunidad para ampliar la esfera de influencia soviética y asegurar su dominio en la zona. Además, la Unión Soviética quería asegurar la supervivencia del gobierno comunista afgano que estaba en el poder en ese momento, ya que esto les permitiría tener un aliado político en la región y fortalecer su presencia en Asia Central.

En segundo lugar, la intervención tenía como objetivo prevenir la expansión de movimientos islámicos radicales en la región. La Unión Soviética temía que estas fuerzas pudieran desestabilizar las repúblicas soviéticas vecinas de Asia Central, donde también había poblaciones musulmanas significativas. Por lo tanto, al intervenir en Afganistán, buscaban contener y neutralizar cualquier amenaza que pudiera surgir de movimientos islámicos radicales y mantener su control sobre la región.