Stonehenge es uno de los lugares más misteriosos e icónicos de Inglaterra. Es un monumento prehistórico compuesto por grandes piedras colocadas en círculo, que se cree que fueron erigidas hace más de 4.000 años. El propósito exacto de Stonehenge sigue siendo desconocido, pero se cree que fue utilizado para rituales religiosos y ceremonias de enterramiento. Además de las piedras, hay un centro de visitantes donde se pueden ver exhibiciones y videos sobre la historia y la construcción de Stonehenge, y también hay caminatas guiadas por los terrenos para ver otros sitios prehistóricos cercanos.