La Fontana di Trevi es una fuente icónica de la ciudad de Roma y uno de los lugares turísticos más populares de la ciudad. Fue diseñada por el arquitecto italiano Nicola Salvi y se terminó de construir en 1762. La fuente es famosa por su imponente escultura de Neptuno, el dios del mar, flanqueado por dos tritones. Los visitantes suelen lanzar monedas en la fuente, siguiendo la tradición popular de hacer un deseo y asegurarse de volver a Roma en el futuro. Además de la fuente, los turistas pueden disfrutar de las tiendas, restaurantes y cafeterías cercanas.