Si visitas la Colina de las Cruces en Lituania, encontrarás un lugar impresionante lleno de miles de cruces de diferentes tamaños y formas, dejadas allí por visitantes durante más de 200 años. La colina se ha convertido en un importante sitio religioso y cultural en Lituania, y es un destino popular para los turistas que buscan una experiencia única y espiritual. Además, la colina está ubicada en una hermosa zona rural, rodeada de campos y bosques, lo que la hace un lugar perfecto para dar un paseo tranquilo y disfrutar del paisaje.