Los acantilados de Moher son una atracción turística muy popular en Irlanda. Se encuentran en la costa oeste de Irlanda, en el Condado de Clare. Los acantilados se elevan hasta 214 metros sobre el nivel del mar y se extienden por aproximadamente 8 kilómetros a lo largo de la costa del Atlántico. Desde aquí, los visitantes pueden disfrutar de vistas impresionantes del océano y de la campiña irlandesa. También hay un centro de visitantes en el lugar que proporciona información sobre la historia y la geología de la zona.