La gastronomía turca es famosa en todo el mundo por su diversidad de sabores, influencias culturales y técnicas culinarias. La comida en Turquía es una fusión de ingredientes frescos, especias aromáticas y recetas tradicionales transmitidas de generación en generación. A continuación, presentamos seis platos típicos de comida en Turquía que te llevarán a un viaje culinario por este hermoso país.

  1. Kebab: El Kebab es uno de los platos más emblemáticos de Turquía y existen diversas variedades en todo el país. Desde el famoso Döner Kebab, hecho de carne de cordero o pollo asada en un asador vertical y servida en pan de pita, hasta el Adana Kebab, una mezcla picante de carne de cordero picada y especias a la parrilla, el Kebab es un elemento básico en la cocina turca.
  2. Baklava: El Baklava es un delicioso postre hecho de capas finas de masa filo rellenas de nueces trituradas y bañadas en un almíbar dulce de miel o jarabe de azúcar. Este dulce es conocido por su textura crujiente y su sabor dulce y es uno de los postres más populares en Turquía. El Baklava se sirve en ocasiones especiales y festividades.
  3. Meze: El Meze es una selección de pequeños platos que se sirven como aperitivo en la cocina turca. Incluye una variedad de platos como hummus (pasta de garbanzos), ezme (ensalada de tomate y pimientos picantes), dolmas (hojas de parra rellenas de arroz) y muchos otros. El Meze es una forma tradicional de disfrutar de una comida relajada y social en Turquía.
  4. Lahmacun: El Lahmacun es una especie de pizza turca. Consiste en una fina masa de pan cubierta con una mezcla de carne picada de cordero o ternera sazonada con especias, cebolla, tomate y pimientos. Se hornea rápidamente en un horno de piedra y se sirve con limón y perejil. El Lahmacun se enrolla y se come como un bocadillo o se acompaña con ensaladas.
  5. Menemen: El Menemen es un plato de desayuno tradicional en Turquía. Consiste en huevos revueltos con tomates, pimientos y cebollas. A menudo se le añade queso feta o sucuk (salchicha turca) para darle más sabor. El Menemen se sirve caliente con pan recién horneado y es una opción popular para comenzar el día con energía.