Tayikistán, ubicado en Asia Central, tiene una rica y sabrosa tradición culinaria que combina influencias persas, rusas y uzbekas. La comida en Tayikistán es abundante, llena de sabores intensos y utiliza ingredientes frescos y naturales. A continuación, presentamos seis platos típicos de comida en Tayikistán que te llevarán a un viaje gastronómico por esta hermosa región.

  1. Plov (Osh): El Plov es un plato icónico y muy popular en Tayikistán. Consiste en arroz fragante y especiado cocinado junto con carne de cordero, zanahorias, cebollas y a veces garbanzos. Se prepara en una olla grande y se cocina a fuego lento para permitir que los sabores se mezclen. El Plov es un plato principal sustancioso y se sirve con yogurt de acompañamiento.
  2. Mantu: El Mantu es un tipo de dumpling grande que se consume en toda Asia Central, incluido Tayikistán. Está relleno de carne picada de cordero, cebolla y especias, y se cocina al vapor. El Mantu se sirve caliente y se acompaña con yogurt y salsa de tomate. Es un plato popular para ocasiones especiales y reuniones familiares.
  3. Laghman: El Laghman es un plato de fideos originario de Asia Central y muy apreciado en Tayikistán. Consiste en fideos largos y gruesos servidos con una variedad de ingredientes, como carne de res, verduras y especias. El Laghman se cocina en un caldo sabroso y se sirve caliente. Es una opción reconfortante y satisfactoria, perfecta para los días fríos.
  4. Shashlik: El Shashlik es una forma de brocheta de carne que se encuentra en muchos países de Asia Central, incluido Tayikistán. Se prepara con trozos de carne de cordero o pollo marinados en especias y luego se asan a la parrilla. El resultado es una carne jugosa y llena de sabor. El Shashlik se sirve con pan de trigo o arroz y es una opción popular en barbacoas y celebraciones.
  5. Qurutob: El Qurutob es un plato tradicional tayiko que consiste en pan plano tostado, conocido como «fatir», cubierto con una salsa especial hecha de yogur y queso seco, llamado «qurut». Se agrega cebolla, tomate, pepino y hierbas frescas, lo que le da un sabor fresco y textura crujiente. El Qurutob es una opción popular durante el Ramadán y otras celebraciones religiosas.