Singapur, conocida como la «Ciudad de los Sabores», es un paraíso culinario con una mezcla de influencias culturales chinas, malayas, indias y occidentales. Esta fusión de tradiciones culinarias ha dado lugar a una amplia variedad de platos deliciosos y únicos. Aquí presentamos seis platos típicos de Singapur que no puedes dejar de probar.

  1. Hainanese Chicken Rice: El Hainanese Chicken Rice es un plato emblemático de Singapur que combina sabores simples pero increíblemente deliciosos. Consiste en pollo hervido tierno y jugoso servido sobre arroz aromático cocido al vapor. El pollo se sirve generalmente con salsa de soja, salsa de jengibre y chiles picantes. Es un plato reconfortante y ampliamente popular entre los locales y los visitantes.
  2. Chili Crab: El Chili Crab es otro plato icónico de Singapur que ha ganado fama internacional. Se trata de cangrejo fresco cocinado en una salsa picante y dulce a base de tomate, chiles, ajo y condimentos secretos. La salsa es perfecta para mojar pan en ella. Disfruta de este plato con amigos y familiares mientras saboreas su deliciosa combinación de sabores.
  3. Laksa: El Laksa es un plato de fideos de origen malayo que se ha convertido en un clásico en Singapur. Se prepara con fideos de arroz en un caldo espeso y aromático de coco, curry y especias. Suele servirse con camarones, pollo desmenuzado, tofu y brotes de soja. Cada cucharada te llevará a un viaje de sabores intensos y exquisitos.
  4. Roti Prata: El Roti Prata es un pan plano y crujiente de influencia india que se sirve con una variedad de salsas. Es un desayuno popular en Singapur y también se puede disfrutar en cualquier momento del día. Puedes acompañarlo con curry, salsa de pescado o incluso con azúcar. La textura crujiente y la mezcla de sabores hacen que el Roti Prata sea una opción deliciosa y satisfactoria.
  5. Carne de cerdo asada con arroz (Char Siu Rice): El Char Siu Rice es un plato chino que se ha integrado perfectamente en la escena culinaria de Singapur. Consiste en lonchas de cerdo asado caramelizadas y tiernas servidas sobre arroz al vapor. La carne de cerdo se marina en una mezcla de salsa de soja, miel, cinco especias y otros condimentos antes de asarse a la perfección. Este plato es una opción sabrosa y reconfortante.