La cocina palestina es un verdadero tesoro culinario que refleja la historia, la cultura y las tradiciones arraigadas en esta tierra ancestral. Con influencias árabes, mediterráneas y otomanas, la gastronomía palestina se caracteriza por el uso de ingredientes frescos y sabrosas especias locales. En este artículo, te presentaremos seis platos típicos de la comida palestina que debes probar para explorar y disfrutar de la riqueza culinaria de Palestina.

  1. Musakhan: El musakhan es uno de los platos más emblemáticos de la cocina palestina. Consiste en pollo asado marinado con una mezcla de especias, principalmente sumac y canela, y se sirve sobre pan tradicional llamado taboon o markook, que se ha cubierto con cebolla caramelizada y piñones. El musakhan es un plato sabroso y reconfortante que captura la esencia de la cocina palestina.
  2. Maqluba: El maqluba, que significa «volteado al revés» en árabe, es un plato tradicional que se prepara con arroz, carne (generalmente pollo o cordero) y una variedad de verduras, como berenjenas, coliflor y zanahorias. Los ingredientes se cocinan juntos en una olla y luego se vuelcan cuidadosamente para presentar el arroz en la parte superior. El maqluba se sirve como una torre de sabores y texturas, y es un plato festivo que se comparte en reuniones familiares y ocasiones especiales.
  3. Falafel: El falafel es uno de los platos más reconocidos y populares de Oriente Medio, incluida Palestina. Estas croquetas fritas están hechas de garbanzos o habas, mezclados con hierbas frescas como cilantro y perejil, y especias aromáticas como comino y ajo. El falafel se sirve en pan de pita con ensalada fresca, tahini (salsa de sésamo) y se complementa con limón y salsa picante. Es una opción vegetariana deliciosa y ampliamente disfrutada tanto en Palestina como en todo el mundo.
  4. Mansaf: El mansaf es un plato tradicional y emblemático de la cocina palestina, que se sirve en ocasiones especiales y celebraciones. Consiste en carne de cordero (tradicionalmente, se utiliza cordero deshuesado) cocinado en una salsa de yogur fermentado llamada jameed y se sirve sobre una cama de arroz y pan plano llamado shrak. El mansaf se adorna con almendras tostadas y piñones, y se consume con la mano derecha, siguiendo la tradición palestina de compartir la comida en una gran bandeja comunal.
  5. Knafeh: El knafeh es un postre popular en Palestina y en toda la región de Oriente Medio. Consiste en capas crujientes de masa filo rellenas de queso blanco dulce y se cubre con un jarabe de azúcar.