La cocina mongola es una amalgama de sabores intensos y técnicas tradicionales que se han transmitido de generación en generación en este vasto país de Asia Central. La comida mongola refleja la vida nómada de su gente y está fuertemente influenciada por la disponibilidad de ingredientes locales. En este artículo, exploraremos cinco platos típicos de Mongolia que te sumergirán en su cultura y te deleitarán con su sabor único.

  1. Buuz: Considerado el plato nacional de Mongolia, los buuz son deliciosos bollos al vapor rellenos de carne de cordero picada. Estos suculentos dumplings son sazonados con cebolla, ajo y especias, y a menudo se sirven con un toque de manteca de cordero derretida. Los buuz son populares durante las festividades y celebraciones, y compartir una bandeja de buuz es una tradición social muy arraigada en la cultura mongola.
  2. Khorkhog: El khorkhog es un plato tradicional de Mongolia que combina carne de cordero, verduras y piedras calientes. La carne se corta en trozos pequeños y se marina con cebolla, ajo, sal y especias. Luego, se coloca en una olla de hierro fundido junto con verduras como zanahorias, papas y repollo. Las piedras calientes se colocan encima de la carne y se cubre la olla para permitir que el calor de las piedras cocine lentamente la carne y las verduras, creando un plato tierno y lleno de sabor.
  3. Boodog: El boodog es un plato único y visualmente impresionante. Consiste en un cordero entero o cabrito que se asa relleno con verduras y se cocina sobre piedras calientes. Antes de asar la carne, se sazona con sal, pimienta y ajo. Luego, se rellena con zanahorias, patatas y cebollas. La piel del cordero se cose con hilo resistente al fuego para mantener todos los ingredientes en su interior. El resultado es una carne tierna y jugosa, impregnada de los sabores de las verduras y las especias.
  4. Tsuivan: El tsuivan es un plato de fideos tradicional de Mongolia. Se prepara salteando fideos cortos con carne (generalmente de cordero) y verduras en una sartén grande. La carne se corta en trozos pequeños y se cocina con cebolla, zanahoria, repollo y pimientos. Luego se agregan los fideos, se sazona con especias y se cocina todo junto hasta que los fideos estén tiernos. El tsuivan es un plato sabroso y reconfortante, perfecto para los fríos inviernos mongoles.
  5. Aaruul: El aaruul es un tentempié tradicional de Mongolia, hecho de leche de yegua fermentada. La leche se deja secar al sol y luego se corta en pequeños trozos que se consumen como un aperitivo o postre.