La cocina jordana es un verdadero tesoro culinario que combina influencias árabes, mediterráneas y levantinas. La gastronomía de Jordania se caracteriza por su rica variedad de sabores, especias y ingredientes frescos. Desde los sabrosos platos a base de cordero hasta los mezze tradicionales, Jordania ofrece una experiencia culinaria única. En este artículo, exploraremos cinco platos típicos de Jordania que no puedes dejar de probar si tienes la oportunidad de disfrutar de su cocina tradicional.

  1. Mansaf: El mansaf es el plato nacional de Jordania y una delicia culinaria que no puedes perderte. Consiste en cordero tierno cocido en una salsa de yogur fermentado llamada jameed, que se sirve sobre una cama de arroz perfumado con especias como el cardamomo y la canela. El mansaf se presenta en grandes bandejas y se suele comer con las manos. Es un plato lleno de sabores intensos y se considera una celebración de la hospitalidad jordana.
  2. Falafel: El falafel es un plato icónico de Oriente Medio y es muy popular en Jordania. Son croquetas fritas hechas de una mezcla de garbanzos, cilantro, perejil y especias. Se sirven generalmente en pan pita junto con ensaladas frescas, salsa tahini y otros aderezos como pepinillos y rábanos encurtidos. El falafel es una opción vegetariana sabrosa y satisfactoria que se encuentra en puestos de comida callejera y restaurantes en todo el país.
  3. Maqluba: El maqluba, cuyo nombre significa «lo volteado» en árabe, es un plato de arroz invertido con una variedad de ingredientes. Tradicionalmente se prepara con pollo, berenjenas, coliflor, arroz y una mezcla de especias como el comino y la canela. Los ingredientes se cocinan juntos en una olla grande y luego se voltea sobre un plato para presentarlo con el arroz en la parte superior. El maqluba es un plato sabroso y aromático que refleja la tradición y la generosidad de la cocina jordana.
  4. Manakish: El manakish es una especie de pizza tradicional jordana. Se elabora con una masa plana cubierta de za’atar, una mezcla de especias que incluye tomillo, comino, sésamo y sumac. A veces se le añade aceite de oliva antes de hornearlo. El manakish se sirve caliente y se puede disfrutar solo o acompañado de labneh (yogur espeso) y aceitunas. Es un desayuno o almuerzo popular en Jordania y es una manera deliciosa de probar los sabores auténticos del país.
  5. Kunafeh: El kunafeh es un postre dulce y decadente que se encuentra en toda la región de Oriente Medio, incluyendo Jordania.