La cocina israelí es una fusión de influencias de Oriente Medio, Europa del Este y el Mediterráneo, lo que la convierte en una mezcla única de sabores y aromas. La gastronomía de Israel refleja la diversidad cultural del país y ofrece una amplia gama de platos deliciosos y vibrantes. Desde los sabores intensos de las especias hasta los platos frescos y saludables, en este artículo exploraremos cinco platos típicos de Israel que no puedes dejar de probar si tienes la oportunidad de visitar este increíble país.

  1. Hummus: El hummus es uno de los platos más emblemáticos de Israel. Se trata de una pasta suave y cremosa hecha a base de garbanzos cocidos, tahini (pasta de sésamo), aceite de oliva, jugo de limón y ajo. El hummus se sirve con pan pita caliente y se puede disfrutar solo o acompañado de otros platos. Es un alimento básico en la cocina israelí y se encuentra en casi todos los restaurantes y hogares del país.
  2. Falafel: El falafel es otra joya de la cocina israelí. Son pequeñas croquetas fritas hechas a base de garbanzos o habas, mezcladas con especias como cilantro, perejil, ajo y comino. El falafel se sirve generalmente en pan pita junto con ensaladas frescas, salsa de tahini y acompañamientos como pepinillos y berenjenas encurtidas. Este plato vegetariano es sabroso y abundante, y es una opción popular para el almuerzo o la cena.
  3. Shakshuka: La shakshuka es un plato de desayuno tradicional en Israel, aunque también se puede disfrutar en cualquier momento del día. Consiste en huevos pochados cocinados en una salsa de tomate condimentada con especias como comino, pimentón y cilantro. La shakshuka se sirve caliente en una sartén de hierro fundido y se acompaña con pan crujiente para mojar. Es un plato reconfortante y lleno de sabor que seguramente te dejará satisfecho.
  4. Sabich: El sabich es un sándwich popular en Israel, especialmente en Tel Aviv. Está compuesto por pan pita relleno con berenjena asada, huevo duro, ensaladas frescas como pepino y tomate, hummus, tahini y una variedad de salsas picantes. El sabich es una mezcla deliciosa de sabores y texturas, y es una opción popular para un almuerzo rápido y satisfactorio.
  5. Shawarma: El shawarma es un plato de carne asada en un asador vertical, similar al kebab. La carne, generalmente pollo o cordero, se sazona con especias, se apila en un asador y se cocina lentamente hasta que quede tierna y jugosa. Se sirve en pan pita o laffa (un pan plano) y se complementa con ensaladas frescas, hummus, salsa de tahini y otros condimentos.