Ingredientes:

  • 200 gramos de ostras frescas
  • 3 huevos
  • 1 cucharada de salsa de pescado
  • 1 cucharadita de salsa de soja
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/4 cucharadita de pimienta blanca
  • 2 cucharadas de aceite vegetal
  • 1 cucharada de ajo picado
  • 1/2 taza de caldo de pollo o agua
  • 2 cucharaditas de almidón de maíz diluido en agua (opcional)
  • Cebollino picado (opcional)

Instrucciones:

  1. Lava bien las ostras bajo agua fría para eliminar cualquier residuo de arena o suciedad. Escúrrelas y resérvalas.
  2. En un tazón, bate los huevos y agrega la salsa de pescado, la salsa de soja, el azúcar, la sal y la pimienta blanca. Mezcla bien todos los ingredientes.
  3. Calienta una sartén grande o un wok a fuego medio-alto y agrega una cucharada de aceite vegetal. Añade el ajo picado y saltea brevemente hasta que esté fragante.
  4. Agrega las ostras a la sartén y cocínalas durante unos minutos hasta que se calienten y se encojan ligeramente.
  5. Retira las ostras de la sartén y colócalas en un plato aparte.
  6. Vuelve a calentar la sartén o el wok y añade otra cucharada de aceite vegetal.
  7. Vierte la mezcla de huevo en la sartén caliente y extiéndela uniformemente.
  8. Coloca las ostras cocidas sobre la capa de huevo y vierte el caldo de pollo o agua alrededor de la sartén. Cocina durante unos minutos hasta que los bordes del omelette estén ligeramente dorados y el huevo esté casi cocido.
  9. Si deseas una textura más firme, puedes agregar el almidón de maíz diluido en agua a la sartén y mezclar suavemente. Cocina por otros 1-2 minutos hasta que la mezcla espese ligeramente.
  10. Retira la omelette de la sartén y colócala en un plato para servir.
  11. Espolvorea cebollino picado por encima como adorno, si lo deseas.