El manakish es un delicioso pan plano cubierto con diversos ingredientes, muy popular en la cocina levantina. Aquí tienes una receta básica para preparar manakish:

Ingredientes para la masa:

  • 500 gramos de harina de trigo
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 1 cucharadita de levadura seca
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 taza de agua tibia

Ingredientes para el topping (opciones populares):

  • Za’atar (mezcla de especias)
  • Queso akkawi o queso feta desmenuzado
  • Aceite de oliva extra virgen

Instrucciones:

  1. En un tazón grande, mezcla la harina, la sal, el azúcar y la levadura seca.
  2. Agrega el aceite de oliva al tazón y mezcla bien.
  3. Poco a poco, agrega el agua tibia al tazón mientras mezclas los ingredientes. Amasa la mezcla hasta obtener una masa suave y elástica. Si la masa está demasiado pegajosa, agrega un poco más de harina; si está muy seca, agrega un poco más de agua.
  4. Cubre el tazón con un paño limpio y deja que la masa repose en un lugar cálido durante aproximadamente 1 hora, o hasta que duplique su tamaño.
  5. Precalienta el horno a 230°C.
  6. Una vez que la masa haya levado, divídela en porciones más pequeñas y estira cada porción en círculos delgados de aproximadamente 20 cm de diámetro.
  7. Coloca los círculos de masa en una bandeja para hornear previamente engrasada o cubierta con papel de hornear.
  8. Ahora, elige tu topping favorito para el manakish. Puedes espolvorear za’atar (mezcla de especias) sobre la superficie de la masa y presionarlo suavemente con los dedos. Si prefieres el manakish de queso, esparce el queso akkawi o queso feta desmenuzado sobre la masa.
  9. Rocía un poco de aceite de oliva extra virgen sobre cada manakish.
  10. Hornea los manakish en el horno precalentado durante unos 10-15 minutos, o hasta que estén dorados y ligeramente crujientes.
  11. Retira los manakish del horno y déjalos enfriar un poco antes de servir.