Laksa, un sabroso plato de sopa picante de la cocina del sudeste asiático. Ten en cuenta que hay muchas variantes de Laksa, y esta receta es una versión general. Si tienes restricciones dietéticas o prefieres ajustar los ingredientes, siéntete libre de hacerlo.

Ingredientes:

Para la pasta de Laksa:

  • 2 chiles rojos frescos
  • 4 chalotas
  • 3 dientes de ajo
  • 1 trozo de galanga (aproximadamente 2 cm)
  • 1 trozo de cúrcuma fresca (aproximadamente 2 cm)
  • 1 tallo de hierba de limón (parte blanca solamente)
  • 1 cucharadita de pasta de camarón (opcional)
  • 1 cucharadita de pasta de tamarindo (opcional)

Para la sopa:

  • 2 cucharadas de aceite vegetal
  • 400 ml de leche de coco
  • 500 ml de caldo de pollo o caldo de verduras
  • 200 g de fideos de arroz o fideos de huevo
  • 200 g de camarones, pollo, tofu o cualquier otra proteína de tu elección
  • 100 g de brotes de soja
  • 1 puñado de hojas de cilantro fresco
  • 1 lima, cortada en gajos
  • Sal al gusto

Instrucciones:

  1. Comienza preparando la pasta de Laksa. En un procesador de alimentos o mortero, mezcla los chiles rojos, las chalotas, los dientes de ajo, la galanga, la cúrcuma y la hierba de limón hasta obtener una pasta suave. Si lo deseas, también puedes añadir pasta de camarón y pasta de tamarindo para realzar el sabor. Reserva la pasta de Laksa.
  2. En una olla grande, calienta el aceite vegetal a fuego medio. Agrega la pasta de Laksa y sofríe durante unos minutos hasta que esté fragante.
  3. Añade la leche de coco y el caldo de pollo o caldo de verduras a la olla. Lleva la mezcla a ebullición y luego reduce el fuego a medio-bajo. Cocina a fuego lento durante unos 10-15 minutos para permitir que los sabores se mezclen.
  4. Mientras tanto, hierve los fideos de arroz o fideos de huevo en una olla aparte siguiendo las instrucciones del paquete. Escúrrelos y enjuágalos con agua fría para detener la cocción.
  5. Agrega los camarones, pollo, tofu u otra proteína de tu elección a la olla de Laksa. Cocina hasta que estén cocidos.
  6. Añade los brotes de soja a la sopa y cocina durante unos minutos adicionales hasta que estén tiernos.
  7. Prueba la sopa y ajusta la sazón con sal según sea necesario.
  8. Sirve la Laksa caliente en tazones individuales. Decora con hojas de cilantro fresco y acompaña con gajos de lima para exprimir sobre la sopa antes de comer.