Khorkhog, un plato tradicional de Mongolia que se hace con carne de cordero:

Ingredientes:

  • 2 kg de carne de cordero (preferiblemente cortes con hueso, como costillas o paletilla)
  • 1 kg de patatas
  • 500 g de zanahorias
  • 2 cebollas grandes
  • Sal al gusto
  • Pimienta negra al gusto
  • Hierbas frescas (opcional, como tomillo, romero o menta)

Instrucciones:

  1. Prepara la carne: Lava la carne de cordero y córtala en trozos medianos. Sazona con sal y pimienta negra al gusto. Puedes agregar hierbas frescas como tomillo, romero o menta para darle más sabor si lo deseas. Deja reposar durante al menos 30 minutos para que los sabores se mezclen.
  2. Prepara las verduras: Pela las patatas y las zanahorias, y córtalas en trozos grandes. Pela las cebollas y córtalas en rodajas.
  3. Monta el Khorkhog: En una olla grande y resistente al calor, coloca una capa de piedras planas y caliéntalas en la estufa a fuego medio-alto durante unos minutos.
  4. Agrega los ingredientes: Coloca los trozos de carne de cordero en la olla sobre las piedras calientes. Luego, añade las patatas, las zanahorias y las cebollas en capas alternas. Agrega sal y pimienta entre cada capa según tu preferencia.
  5. Cocina el Khorkhog: Cubre la olla con una tapa ajustada y sella los bordes con una masa hecha de harina y agua. Esto ayudará a retener el calor y el vapor.
  6. Cocina a fuego medio-bajo durante aproximadamente 2-3 horas, o hasta que la carne esté tierna y las verduras estén cocidas. Durante la cocción, es posible que debas añadir un poco de agua si ves que el líquido se evapora demasiado rápido.
  7. Sirve el Khorkhog: Retira la tapa con cuidado (puede haber un poco de vapor caliente) y sirve el Khorkhog directamente en platos individuales. La carne y las verduras deben estar muy tiernas y jugosas.

El Khorkhog es un plato tradicionalmente compartido en grupo, por lo que se suele servir en el centro de la mesa para que todos los comensales se sirvan a sí mismos. ¡Disfruta de esta deliciosa y sabrosa experiencia culinaria de Mongolia!