Fahsa, un guiso tradicional de Yemen:

Ingredientes:

  • 500 gramos de carne de res (preferiblemente cortes tiernos, como el filete)
  • 2 cebollas grandes, cortadas en rodajas
  • 4 dientes de ajo, picados finamente
  • 2 tomates maduros, pelados y picados
  • 2 chiles verdes, picados (ajusta la cantidad según tu tolerancia al picante)
  • 1 cucharadita de cúrcuma en polvo
  • 1 cucharadita de comino en polvo
  • 1 cucharadita de cilantro en polvo
  • 1 cucharadita de pimienta negra
  • Sal al gusto
  • 4 tazas de agua caliente
  • Aceite vegetal

Instrucciones:

  1. En una olla grande, calienta un poco de aceite vegetal a fuego medio-alto. Agrega la carne de res y dórala por todos lados hasta que se haya sellado. Retira la carne de la olla y reserva.
  2. En la misma olla, agrega un poco más de aceite vegetal si es necesario y reduce el fuego a medio. Añade las cebollas y los ajos picados, y cocínalos hasta que estén suaves y ligeramente dorados.
  3. Agrega los tomates picados y los chiles verdes a la olla. Cocina por unos minutos hasta que los tomates se ablanden.
  4. Añade la cúrcuma, el comino, el cilantro, la pimienta negra y la sal. Mezcla bien todos los ingredientes y cocina por unos minutos para que los sabores se integren.
  5. Regresa la carne de res a la olla y mezcla con los ingredientes. Vierte el agua caliente y lleva la mezcla a ebullición.
  6. Reduce el fuego a bajo, tapa la olla y deja que la Fahsa se cocine a fuego lento durante al menos 1 hora o hasta que la carne esté tierna y los sabores se hayan desarrollado.
  7. Durante la cocción, puedes ajustar la cantidad de agua si es necesario para obtener la consistencia deseada. Si prefieres una Fahsa más espesa, puedes cocinarla sin tapar durante los últimos 15-20 minutos para que el líquido se reduzca.
  8. Una vez que la carne esté tierna y la Fahsa tenga la consistencia deseada, retira la olla del fuego.
  9. Sirve la Fahsa caliente acompañada de arroz o pan plano tradicional, como el mandi o el malawah.

¡Disfruta de tu delicioso plato de Fahsa! Recuerda que esta receta es una versión básica y puedes personalizarla según tus preferencias agregando otros ingredientes como zanahorias, papas u hojas de laurel para darle más sabor.