Ingredientes:

  • Plátanos verdes
  • Aceite vegetal
  • Sal al gusto

Instrucciones:

  1. Comienza por pelar los plátanos verdes. Puedes hacerlo cortando los extremos de cada plátano y luego haciendo un corte a lo largo de la cáscara en ambos lados. Retira la cáscara con cuidado.
  2. Corta los plátanos en rodajas gruesas, de aproximadamente 1 pulgada de grosor.
  3. Calienta suficiente aceite vegetal en una sartén grande a fuego medio-alto. Asegúrate de que haya suficiente aceite para cubrir las rodajas de plátano.
  4. Una vez que el aceite esté caliente, coloca las rodajas de plátano en la sartén en una sola capa. Cocina durante unos 2-3 minutos por cada lado, o hasta que estén dorados y crujientes.
  5. Retira las rodajas de plátano de la sartén y colócalas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
  6. Aplasta cada rodaja de plátano ligeramente con la ayuda de un tostonera (una especie de prensa) o utilizando el fondo de un vaso o taza.
  7. Vuelve a freír.
  8. Retira los tostones.
  9. Sirve!