Ingredientes:

  • 1 taza de maní sin cáscara
  • 1 cebolla mediana, picada finamente
  • 2 dientes de ajo, picados finamente
  • 2 cucharadas de aceite vegetal
  • 1 zanahoria grande, pelada y cortada en rodajas
  • 2 papas medianas, peladas y cortadas en cubos
  • 4 tazas de caldo de verduras o pollo
  • 1 hoja de laurel
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1/2 cucharadita de pimentón en polvo
  • Sal y pimienta al gusto
  • Opcional: cilantro fresco picado para decorar

Instrucciones:

  1. En una olla grande, calienta el aceite vegetal a fuego medio. Agrega la cebolla y el ajo, y cocínalos hasta que estén dorados y fragantes.
  2. Añade el maní y revuélvelo con la cebolla y el ajo por unos minutos, hasta que esté ligeramente tostado.
  3. Agrega la zanahoria y las papas a la olla, y revuélvelas con los otros ingredientes.
  4. Vierte el caldo de verduras o pollo en la olla. Agrega la hoja de laurel, el comino molido y el pimentón en polvo. Mezcla todo bien.
  5. Lleva la sopa a ebullición y luego reduce el fuego a medio-bajo. Cubre la olla y deja que la sopa hierva a fuego lento durante aproximadamente 25-30 minutos, o hasta que las papas y las zanahorias estén tiernas.
  6. Retira la hoja de laurel y deja que la sopa se enfríe un poco.
  7. Luego, usa una licuadora o una batidora de mano para triturar la sopa hasta obtener una consistencia suave y cremosa. Si prefieres una textura más gruesa, puedes dejar algunos trozos de maní sin triturar por completo.
  8. Vuelve a calentar la sopa si es necesario y sazónala con sal y pimienta al gusto.
  9. Sirve la Sopa de Maní caliente y decora cada plato con un poco de cilantro fresco picado, si lo deseas.