Ingredientes:

  • 4 patas de rana (Mountain Chicken)
  • 2 limones, exprimidos
  • 4 dientes de ajo, picados finamente
  • 1 cebolla mediana, picada finamente
  • 2 ramas de tomillo fresco
  • 2 hojas de laurel
  • 2 cucharadas de aceite vegetal
  • Sal al gusto
  • Pimienta al gusto

Instrucciones:

  1. Comienza por limpiar y preparar las patas de rana. Retira cualquier exceso de piel o grasa, y enjuágalas bien.
  2. Coloca las patas de rana en un recipiente y exprime el jugo de limón sobre ellas. Asegúrate de cubrir bien las patas con el jugo de limón. Deja marinar durante al menos 30 minutos para ablandar la carne.
  3. Pasado el tiempo de marinado, retira las patas de rana del jugo de limón y enjuágalas nuevamente para eliminar el exceso de ácido.
  4. En una olla grande, calienta el aceite vegetal a fuego medio. Agrega la cebolla picada y el ajo picado. Sofríe hasta que estén tiernos y ligeramente dorados.
  5. Agrega las patas de rana a la olla y cocina por unos minutos para sellar la carne.
  6. Añade suficiente agua a la olla para cubrir las patas de rana. Agrega las ramas de tomillo fresco y las hojas de laurel. Lleva el agua a ebullición.
  7. Reduce el fuego a medio-bajo y cocina a fuego lento durante aproximadamente 1-2 horas, o hasta que las patas de rana estén tiernas y la carne se desprenda fácilmente del hueso. Durante la cocción, puedes agregar más agua si es necesario para mantener las patas cubiertas.
  8. Una vez que las patas de rana estén tiernas, retira el tomillo y las hojas de laurel de la olla. Sazona con sal y pimienta al gusto.
  9. Sirve las patas de rana calientes como plato principal, acompañadas de arroz y vegetales al vapor si lo deseas.

¡Y eso es todo! Ahora puedes disfrutar de un plato de Mountain Chicken. ¡Buen provecho!