Ingredientes:

  • 500 gramos de carne molida (preferiblemente carne de res)
  • 4 panes de hamburguesa
  • 4 lonchas de queso cheddar (o el queso que prefieras)
  • Hojas de lechuga
  • Rodajas de tomate
  • Rodajas de cebolla
  • Pepinillos en rodajas
  • Salsa de tomate (ketchup)
  • Mostaza
  • Sal
  • Pimienta

Instrucciones:

  1. En un tazón, mezcla la carne molida con sal y pimienta al gusto. Asegúrate de que los condimentos se distribuyan de manera uniforme en la carne.
  2. Divide la carne en 4 porciones iguales y forma hamburguesas redondas y planas. Presiona ligeramente el centro de cada hamburguesa con el pulgar para evitar que se abombe durante la cocción.
  3. Calienta una parrilla o sartén a fuego medio-alto y engrásala ligeramente para evitar que las hamburguesas se peguen.
  4. Coloca las hamburguesas en la parrilla o sartén caliente y cocínalas durante aproximadamente 4-5 minutos por cada lado, o hasta que estén bien cocidas. Si deseas una hamburguesa jugosa, evita presionarlas con la espátula mientras se cocinan.
  5. Durante los últimos minutos de cocción, coloca una loncha de queso cheddar sobre cada hamburguesa para que se derrita.
  6. Mientras las hamburguesas se cocinan, puedes tostar ligeramente los panes de hamburguesa en el horno o en una tostadora.
  7. Retira las hamburguesas del fuego cuando estén listas y deja que descansen durante un par de minutos.
  8. Para armar la hamburguesa, coloca una hoja de lechuga en la base del pan tostado, seguida de una hamburguesa con queso. Luego, agrega rodajas de tomate, cebolla y pepinillos en rodajas al gusto.
  9. Por último, añade salsa de tomate y mostaza al gusto en la parte superior del pan tostado y colócala sobre el resto de los ingredientes.
  10. Repite el proceso para hacer las hamburguesas restantes.
  11. Sirve las hamburguesas con queso acompañadas de papas fritas, ensalada o cualquier guarnición de tu elección.

¡Y eso es todo! Ahora puedes disfrutar de una hamburguesa con queso casera y sabrosa.