Ingredientes:

  • 500 gramos de pescado (puedes usar cabezas, espinas o filetes de pescado blanco, como la merluza)
  • 1 cebolla grande, picada en trozos grandes
  • 2 zanahorias, picadas en trozos grandes
  • 2 ramas de apio, picadas en trozos grandes
  • 2 dientes de ajo, machacados
  • 1 tomate grande, picado en trozos grandes
  • 1 hoja de laurel
  • 4-5 ramitas de perejil
  • 4-5 tazas de agua
  • Sal al gusto
  • Pimienta al gusto

Instrucciones:

  1. En una olla grande, coloca el pescado y añade agua suficiente para cubrirlo. Lleva el agua a ebullición y cocina a fuego medio durante unos minutos para eliminar cualquier impureza.
  2. Retira el pescado de la olla y deséchalo. Este paso es para limpiar el pescado y obtener un caldo limpio y sin impurezas.
  3. En la misma olla, agrega la cebolla, zanahorias, apio, ajo, tomate, hoja de laurel y ramitas de perejil.
  4. Vierte agua suficiente para cubrir los ingredientes en la olla. Lleva el agua a ebullición nuevamente.
  5. Reduce el fuego a medio-bajo y cocina a fuego lento durante aproximadamente 30-40 minutos, o hasta que los vegetales estén tiernos y el caldo tenga un sabor rico.
  6. Retira la olla del fuego y deja que el caldo se enfríe un poco.
  7. Una vez que el caldo se haya enfriado un poco, cuela el líquido a través de un colador para eliminar los vegetales y las hierbas.
  8. Vuelve a colocar el caldo filtrado en la olla y vuelve a calentarlo a fuego medio. Sazona con sal y pimienta al gusto.
  9. Cocina el caldo durante unos minutos más para que los sabores se mezclen bien.
  10. Sirve el caldo de pescado caliente como un plato ligero por sí solo o como base para sopas y guisos de pescado.

¡Y eso es todo! Ahora puedes disfrutar de un delicioso caldo de pescado. ¡Buen provecho!