Ingredientes:

  • 1 rack de costillas de cerdo (alrededor de 1,5 kg)
  • 2 cucharadas de azúcar moreno
  • 2 cucharaditas de sal
  • 2 cucharaditas de pimentón ahumado
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de cebolla en polvo
  • 1 cucharadita de pimienta negra
  • 1/2 cucharadita de comino molido
  • 1/2 cucharadita de paprika
  • 1/4 cucharadita de pimienta de Cayena (opcional)
  • 1 taza de salsa barbacoa (preferiblemente de tu elección)

Instrucciones:

  1. Precalienta el horno a 150°C.
  2. En un tazón pequeño, mezcla el azúcar moreno, la sal, el pimentón ahumado, el ajo en polvo, la cebolla en polvo, la pimienta negra, el comino, la paprika y la pimienta de Cayena (si lo deseas).
  3. Coloca las costillas de cerdo en una bandeja para hornear y espolvoréalas por ambos lados con la mezcla de especias, asegurándote de cubrirlas uniformemente.
  4. Cubre la bandeja con papel de aluminio y hornéala en el horno precalentado durante aproximadamente 2,5 a 3 horas, o hasta que las costillas estén tiernas. Puedes comprobar la cocción insertando un tenedor entre los huesos; si la carne se desprende fácilmente, las costillas están listas.
  5. Una vez que las costillas estén cocidas, retira el papel de aluminio y precalienta la parrilla (o el horno a temperatura alta con la función de grill).
  6. Pincela las costillas con la salsa barbacoa por ambos lados, asegurándote de cubrirlas bien.
  7. Coloca las costillas en la parrilla caliente (o bajo el grill del horno) durante aproximadamente 5-7 minutos por cada lado, o hasta que la salsa barbacoa esté caramelizada y las costillas estén ligeramente doradas.
  8. Retira las costillas de la parrilla (o el horno) y déjalas reposar durante unos minutos antes de cortarlas en porciones individuales.
  9. Sirve las costillas de cerdo con más salsa barbacoa por encima y disfrútalas con tus acompañamientos favoritos, como ensalada de col, puré de patatas o maíz asado.

¡Y ahí lo tienes! Una deliciosa receta para preparar costillas de cerdo tiernas y sabrosas. ¡Buen provecho!