Ingredientes:

  • 500 gramos de pescado blanco fresco (como corvina, lenguado o robalo), cortado en trozos pequeños
  • 1 taza de jugo de limón
  • 1 cebolla roja, cortada en juliana
  • 1 pimiento rojo, cortado en juliana
  • 1 tomate, sin semillas y cortado en cubitos
  • 1 chile jalapeño, sin semillas y picado finamente
  • 1/2 taza de cilantro fresco picado
  • Sal al gusto
  • Pimienta al gusto
  • 1 cucharada de aceite de oliva (opcional)
  • Hojas de lechuga (para decorar)
  • Rodajas de limón (para decorar)

Instrucciones:

  1. En un recipiente de vidrio o cerámica, coloca el pescado blanco cortado en trozos pequeños y cúbrelo con jugo de limón. Asegúrate de que el pescado esté completamente sumergido en el jugo. Marínalo en el refrigerador durante al menos 30 minutos, o hasta que el pescado se haya «cocido» en el jugo de limón. El pescado estará listo cuando esté opaco y firme.
  2. Mientras tanto, en un tazón aparte, mezcla la cebolla roja, el pimiento rojo, el tomate, el chile jalapeño y el cilantro fresco. Si deseas un ceviche menos picante, puedes omitir o reducir la cantidad de chile jalapeño.
  3. Retira el pescado del jugo de limón y escúrrelo para eliminar el exceso de líquido. Añádelo a la mezcla de vegetales y hierbas.
  4. Agrega sal y pimienta al gusto, y mezcla bien todos los ingredientes. Si lo deseas, puedes agregar una cucharada de aceite de oliva para darle un toque de suavidad y brillo al ceviche.
  5. Deja reposar el ceviche en el refrigerador durante al menos 15 minutos para que los sabores se mezclen.
  6. Al momento de servir, decora el ceviche con hojas de lechuga y rodajas de limón.
  7. Sirve el ceviche frío como entrada o plato principal. Puedes acompañarlo con chips de maíz, tostadas o canchita (maíz tostado).

¡Y eso es todo! Ahora puedes disfrutar de un refrescante y delicioso ceviche. ¡Buen provecho!