Butter Tart, un postre clásico canadiense. ¡Disfrútalo!

Ingredientes:

Para la masa de tarta:

  • 2 tazas de harina
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 3/4 taza de mantequilla fría, cortada en cubos pequeños
  • 1/4 taza de agua fría

Para el relleno de Butter Tart:

  • 1 taza de azúcar morena
  • 1/2 taza de jarabe de maíz
  • 1/4 taza de mantequilla derretida
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 1/2 taza de pasas (opcional)

Instrucciones:

Para la masa de tarta:

  1. En un tazón grande, mezcla la harina y la sal. Agrega la mantequilla fría y mezcla con un cortador de masa o tus manos hasta que la mezcla tenga una textura de migas gruesas.
  2. Agrega el agua fría, una cucharada a la vez, y mezcla hasta que la masa se una. No mezcles en exceso. Forma la masa en una bola, envuélvela en plástico y refrigérala durante al menos 30 minutos.
  3. Precalienta el horno a 190°C (375°F).
  4. Saca la masa de la nevera y divídela en 12 porciones. Estira cada porción en un círculo y forra con ellas los moldes para tartaletas, presionando suavemente la masa en los bordes y eliminando cualquier exceso. Coloca los moldes sobre una bandeja para hornear.

Para el relleno de Butter Tart:

  1. En un tazón, mezcla el azúcar morena, el jarabe de maíz, la mantequilla derretida, los huevos, el extracto de vainilla y la sal. Bate bien hasta obtener una mezcla suave y homogénea.
  2. Si deseas agregar pasas a tus Butter Tarts, coloca algunas pasas en el fondo de cada tartaleta.
  3. Vierte la mezcla de relleno sobre las tartaletas, llenándolas hasta aproximadamente 2/3 de su capacidad.
  4. Hornea las Butter Tarts en el horno precalentado durante 15-20 minutos, o hasta que el borde de la masa esté dorado y el relleno esté ligeramente dorado y firme al tacto.
  5. Retira las tartaletas del horno y déjalas enfriar en los moldes durante unos minutos. Luego, transfiérelas a una rejilla de enfriamiento para que se enfríen por completo.

¡Y eso es todo! Ahora puedes disfrutar de tus deliciosas Butter Tarts canadienses. Estas tartaletas son dulces, pegajosas y absolutamente deliciosas. Puedes servirlas tibias o a temperatura ambiente.