Ingredientes:

  • 1 taza de arroz blanco
  • 1 taza de frijoles rojos o negros (previamente cocidos o enlatados)
  • 1 cebolla picada
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 pimiento verde picado
  • 1 chile picante (opcional, según tu preferencia de picante)
  • 2 cucharadas de aceite vegetal
  • 1 cucharadita de comino en polvo
  • 1 cucharadita de pimentón dulce
  • 1 hoja de laurel
  • 2 tazas de caldo de pollo o vegetales
  • Sal y pimienta al gusto
  • Cilantro picado para decorar (opcional)

Instrucciones:

  1. Enjuaga el arroz bajo agua fría para eliminar el exceso de almidón. Escúrrelo y reserva.
  2. En una olla grande, calienta el aceite vegetal a fuego medio. Agrega la cebolla picada, el ajo picado, el pimiento verde y el chile picante (si lo estás usando). Cocina hasta que las verduras estén tiernas y fragantes.
  3. Añade los frijoles rojos o negros a la olla. Agrega el comino en polvo, el pimentón dulce y la hoja de laurel. Mezcla bien para combinar los sabores.
  4. Agrega el arroz enjuagado a la olla y revuélvelo con los demás ingredientes hasta que esté bien incorporado.
  5. Vierte el caldo de pollo o vegetales en la olla. Añade sal y pimienta al gusto. Mezcla bien.
  6. Lleva la mezcla a ebullición y luego reduce el fuego a bajo. Cubre la olla con una tapa y cocina durante aproximadamente 15-20 minutos, o hasta que el arroz esté cocido y haya absorbido todo el líquido. Durante la cocción, evita destapar la olla para asegurarte de que el arroz se cocine adecuadamente.
  7. Una vez que el arroz esté cocido, apaga el fuego y deja reposar el arroz durante unos minutos antes de destaparlo.
  8. Remueve la hoja de laurel y, si lo deseas, decora con cilantro picado antes de servir.
  9. Sirve el Arroz y Frijoles caliente como plato principal o como acompañamiento de otros platos tradicionales beliceños.