La gastronomía de Zambia refleja la diversidad cultural y los ingredientes autóctonos del país. Con una combinación de influencias africanas y británicas, la comida zambiana es sabrosa, variada y llena de platos auténticos. A continuación, te presentamos 6 platos típicos de comida en Zambia que debes probar durante tu visita:

  1. Nshima: Considerado el plato nacional de Zambia, el nshima es un alimento básico en la dieta del país. Es una especie de masa hecha de harina de maíz molido que se cuece con agua hasta obtener una consistencia espesa similar a una masa. El nshima se sirve como acompañamiento de varios platos, como el pescado, la carne o las verduras, y se come con las manos, utilizando trozos de nshima para recoger los otros ingredientes.
  2. Biltong: El biltong es una carne seca y curada, similar al jerky, que es muy popular en Zambia. Se elabora cortando finas tiras de carne de res o venado y se sazona con sal, especias y vinagre. Luego se cuelga para secar al aire durante un período de tiempo, lo que le da un sabor intenso y un aspecto similar al del jamón. El biltong es un aperitivo sabroso y seco, perfecto para llevar de excursión o para disfrutar en cualquier momento.
  3. Ifisashi: El ifisashi es un plato tradicional zambiano que consiste en verduras, como espinacas o hojas de batata, cocidas en una salsa de maní. Las verduras se cuecen con cebolla, ajo y tomate, y se añade una mezcla de maní molido para espesar y dar sabor a la salsa. El ifisashi se sirve generalmente con nshima y es un plato rico en proteínas y nutrientes.
  4. Kapenta: El kapenta es un tipo de pez pequeño y salado que se encuentra en los ríos y lagos de Zambia. Es un plato muy apreciado y se puede preparar de diversas maneras, como frito, a la parrilla o en estofado. El kapenta se sirve a menudo con nshima y una salsa de tomate picante llamada «relish», y es una fuente importante de proteínas en la dieta zambiana.
  5. Chikanda: El chikanda, también conocido como «bolo de tierra», es un plato único en Zambia. Está hecho de raíces y tubérculos secos, como la mandioca y el amaranto, que se muelen en polvo y se mezclan con especias y maní molido. La mezcla se forma en pequeñas bolas y se cocina al vapor. El chikanda es un bocado nutritivo y sabroso, y se consume a menudo como aperitivo.